Noticias

Apple analiza la posibilidad de que LG y Samsung sean los proveedores de paneles OLED


Desde hace un par de meses hemos venido siguiendo algunas de las medidas que compañías como LG y Japan Display inc. han comenzado a llevar a cabo para prepararse para un futuro próspero de la mano de Apple. Y es que los chicos de Cupertino están analizando la posibilidad de incorporar las pantallas OLED a sus próximos iPhones, de manera que quien se haga con la distribución de este tipo de paneles se hará con una buena parte de la torta. No hace falta explicar lo que significa ser el proveedor de la compañía más valorada del mundo, cuyos beneficios económicos van en aumento año a año con la venta de sus smartphones, rompiendo sus propios records.

Pues Apple ha previsto que la producción de sus teléfonos crecerá en los próximos años, por lo que serán necesarios muchos paneles OLED. Es aquí cuando compañías como JDI y LG se han movilizado, anunciando planes en lo que respecta a la fabricación de este tipo de pantallas. La firma japonesa, proveedora de pantallas LCD, comenzará a desarrollar paneles OLED de 6ta generación, mientras que la compañía coreana aumentará su producción de pantallas OLED abriendo una nueva planta completamente destinada para las necesidades de Apple, una inversión que se traducirá en $$8.7 billones.

Pero según noticias que nos llegan desde Corea entraría al juego un gigante asiático como Samsung, quien es el mayor fabricante de paneles OLED. LG y Samsung comenzarían a distribuir sus paneles a partir de 2017 o a más tardar en 2018, una producción que les supondrá una inversión de $12.8 billones (del cual parte de esa inversión vendrá de Apple). LG comenzaría con 30.000 unidades de la 6ta generación, pasando luego a 45.000 y 60.000 unidades al mes. Por su parte, Samsung proveerá un 30% más, ya que su capacidad de producción llega a las 90.000 unidades. Se necesitarán 200.000 unidades para alcanzar la escala de producción de iPhones.

ETnews detalla que las negociaciones entre Apple y Samsung van por un camino empedrado, ya que la firma de Tim Cook pretende comprar las pantallas los más barato posible (con un margen de ganancias de un digito), mientras que el gigante asiático ha hecho de la venta de pantallas uno de sus principales fuentes de ingresos. Hasta el momento ninguna de las dos compañías coreanas han llegado a un acuerdo con el fabricante de iPhones, por lo que se especula con que JDI y Foxconn podrían tomar su lugar.

Vía | GSMArena