iPhone 6 Apple Teléfonos Gadgets

Apple iPhone 6 reseña


He aquí el dispositivo que batió todos los records y que llevó a Apple de ser el segundo mayor fabricante de teléfonos, a ocupar el podio como único líder entre los fabricantes de dispositivos móviles (especialmente frente a su máximo rival, Samsung). Con ustedes, el flamante iPhone 6.

El iPhone 6 es un smartphone que llega con unas optimizaciones altamente demandadas frente a sus modelos anteriores, como es el caso de su pantalla. Pero al compararlo con otros buques insignias de la competencia, como es el caso de las propuestas de Samsung y LG, el dispositivo de la manzana podría verse superado, o por los menos con la sensación de que podía ofrecer más. Esta no es una sensación que no hayamos experimentado previamente con sus teléfonos desde que Samsung se volvió su máximo competidor con sus pantallas más grandes, y desde que otras marcas se sumaron a la movida.

Es que Apple es una compañía que se ha caracterizado por ofrecernos teléfonos que son menos despampanantes que otros terminales que encontramos en el mercado, pero cuyo rendimiento siempre ha estado entre los más óptimos. Un ejemplo muy claro lo encontramos en su cámara. Estamos acostumbrados a ver cámaras con resoluciones de 16MP para arriba, pero la firma de Cupertino siempre ha apostado por resoluciones inferiores a las que vemos en la competencia, pero igual de excelentes a la hora de tomar las fotografías. De hecho, las cámaras de los iPhones siempre estuvieron entre las mejores cuando se las comparaba con otras.

Tenemos otros ejemplos, como la pantalla, los procesadores, y la memoria RAM, donde todos ellos se manejan con cifras inferiores que el resto, pero logran unos resultados excelentes al final de cuentas (reproducción de colores, rendimiento de los juegos, etc.). Pero luego de ver como la tendencia por las pantallas grandes están predominando en la opinión general de manera punzante, ya era tiempo de ver un iPhone con una mayor cantidad de pulgadas. Y Apple no quiso arriesgar al imponer un terminal con una pantalla de no más de 4 pulgadas.

Sabían que no podían continuar con su preferencia por las pantallas pequeñas que se adaptan cómodamente a la palma, para así poder utilizarse con una sola mano como a ellos siempre les ha gustado (según expresaron en su momento), cuando hay teléfonos allí afuera de 5.2”, 5.5”, y 5.7 pulgadas. Además, Tim Cook era consciente que en el mercado asiático se busca ese tipo de dispositivos con pantallas enormes, por lo que vio necesario rediseñar su teléfono para establecerse en países como China, el mercado más importante del mundo.

Las modificaciones en su estrategia, al fabricar dos modelos de iPhone 6, uno de 4.7” y otro de 5.5” denominado “Plus”, derivaron a que el iPhone 6 se volviera un verdadero suceso comercial. Una vez más, claro. No solo ha desplazado a Samsung como el mayor fabricante de teléfonos, sino que también ha logrado ubicarse como la primera opción de los usuarios chinos, por primera vez en su historia. Y todo esto a pesar de sus elevados precios, que van desde los $649, el de 16GB, hasta los $849 para la versión de 128GB.

Pero a la hora de analizar la propuesta que nos traen los de la manzana, nos topamos con otras cuestiones que no hacen más que sobredimensionar aún más el precio del equipo. Es que hubiera sido interesante ver una mayor resolución, una mayor autonomía de la batería, o la incorporación de algo tan elemental como la radio (sí, hay mucha gente que la escucha), características que apreciamos en otros terminales a un precio menor, para colmo.

Pero sin más que agregar, pasemos a ver todos los aspectos que conforman este teléfono que despierta tanta devoción por todo el mundo.

Diseño y características

Los dispositivos de Apple siempre se han diferenciado por brindar un diseño sofisticado y lujoso, y en el iPhone 6 no es la excepción. Aunque igual debo decir que, personalmente, el teléfono más atractivo de la compañía de Cook ha sido el iPhone 5s. Visualmente, el iPhone 6 llama la atención por su muy atractivo diseño, y también gracias a los materiales empleados, que como nos tienen acostumbrados, utilizan el aluminio a la hora de revestir su cuerpo. También se pueden observar unas finas líneas de plástico que decoran la parte posterior del equipo. Hay quienes no han recibido muy bien lo que parece una simple decoración con un material “prohibido” para un dispositivo de Apple, pero hay que aclarar que estas líneas de plástico sirven para que las ondas de radio entren en contacto con la antena del equipo, algo muy complicado en el caso de estar completamente cubierto de aluminio.

iPhone 6 reseña telefonos

En cuanto a su forma, el teléfono viene con una modificación en su diseño, dejando de lado los bordes planos y cortantes que vimos desde el iPhone 4 y los lujosos biseles que decoraban exquisitamente el contorno del iPhone 5s, para adoptar una forma redondeada y más amigable al tacto (similar al Xperia Z3 de Sony). Debo decir que el iPhone 6 tiene una medida que se ajusta y reposa perfectamente en la mano de quien lo sostenga, y que sumado a la curvatura de sus bordes, lo hace un teléfono extremadamente cómodo. El dispositivo se puede manejar con una sola mano en todo momento gracias a sus dimensiones, lo que lo hace preferible para aquellas personas con manos más pequeñas y que suelan tener una mano ocupada por un portafolio, cartera, etc.

iPhone 6 reseña

Y ya que tocamos el tema de sus dimensiones, éstas son: 138.1 x 67 x 6.9 mm. El iPhone 6 posee un grosor más fino que el de su hermano mayor, el iPhone 5s, y su peso es de tan solo 17 g más que él último, o sea, 129 g. Sus 6.9 mm de grosor lo hace uno de los dispositivos más delgados del mercado, superado por los 6.8 mm del Galaxy S6 y los 4.9 mm del Oppo R5. Y aunque no ostente la misma cifra que el Oppo R5, su grosor y su peso resultan en una medida justa para sentir un equipo sólido en nuestras manos pero muy liviano de llevar. Además han logrado reducir su marco a una medida mucho más agradable a la vista.

La distribución de los botones se mantiene prácticamente igual al 5s, a excepción de la reubicación del botón de encendido/apagado que se encuentra inteligentemente en el borde derecho (anteriormente se ubicaba en la parte superior). Por otro lado, también han cambiado el diseño de los botones del volumen, los cuales se encuentran en el borde izquierdo, pasando de ser circulares a unos más alargados. Esto los hace más “amigables” para nuestros dedos al presionarlos.

Viene en tres colores muy refinados: dorado, plateado, y gris espacial.

Pantalla de 4.7 pulgadas

Aquí es cuando hace su aparición uno de los elementos más demandados por el público: la pantalla. Y como hemos comentado anteriormente en el prólogo de esta reseña, Apple sabia a la perfección que no podía salir al mercado con un teléfono de 4”, por lo que nos ofrece una pantalla de 4.7” para esta ocasión. Estas pulgadas todavía quedan algo lejos de las medidas que se están manejando hoy en día, así que optaron por lanzar otro modelo con una pantalla aún más grande de 5.5”, para la versión que ellos denominaron “Plus”.

Los muchachos de Cupertino también han aumentado la resolución para la versión de 4.7 pulgadas, pudiendo así disfrutar de iOS en una mejor pantalla de la que estábamos acostumbrados. No hablamos de una resolución Full HD (1080p), sino de unos 750 x 1334 px para este caso, lo que resulta igualmente en una mayor resolución frente a los 640 x 1136 px de antes. Su display LCD con retroiluminación LED ostenta la misma cantidad de pixeles por pulgada que el 5s, o sea, hablamos de 326ppi. Estos pueden ser números inferiores si los comparamos con otras marcas que poseen de 430ppi para arriba, pero al tratarse de una resolución 720p es más que suficiente.

iPhone 6 reseña

La calidad de definición que se logra en el iPhone 6 es excepcional, brindando una nitidez y una reproducción de colores glamorosos. Son este tipo de detalles que hacen de los teléfonos de Apple unos dispositivos tan demandados. No son perfectos, en absoluto, pero los valores con los que trabajan alcanzan unos niveles de calidad muy importantes (aunque no justifican su elevadísimo precio).

Su pantalla reproduce unos negros muy profundos, aunque un poco menos que el iPhone 5s, mientras que su brillo es superior, logrando un nivel de contraste de los más altos bajo la luz directa del Sol, superando al Galaxy S5, aunque puede haber otros que lo lleguen a superar en este aspecto, como es el caso del Nokia 808.

Cámara de 8MP

Apple vuelve con el mismo tamaño de 1/3” para el sensor de su cámara de 8MP, una resolución que venimos viendo desde el iPhone 4s. Pero a pesar de confiar en la misma resolución por tercera generación, tanto el hardware como el software sufrieron una optimización que mejora el resultado de su rendimiento. Los de Cupertino se han caracterizado por lanzar terminales con cámaras que compiten ferozmente por el podio a la mejor cámara del mercado de los móviles, y esta no es su excepción.  

Uno de los motivos por el cual sus cámaras logran un gran desempeño se debe al tamaño de los pixeles que captan los fotones, y que en este caso son de 1.5µm. Pero el teléfono viene con una novedad en su sistema de autofoco, el cual la compañía llama como Focus Pixels, una nueva prestación que nos permitirá enfocar de manera prácticamente instantánea al cambiar la posición del dispositivo sobre el objeto y el fondo. También es conocido como detección de fase, siendo el mismo sistema que se emplea en las cámaras DSLR, y también utilizado por el Galaxy S5. Por último, dentro de las optimizaciones que encontraremos en la cámara, tenemos el estabilizador de imagen digital (el iPhone 6 Plus incorpora un estabilizador óptico), una función que logra su cometido fehacientemente. Puedes caminar mientras filmas a tú alrededor y el video no se verá afectado por el inherente temblor que se genera.   

iPhone 6 camara reseña

El iPhone 6 (der) no satura las fotos como el Galaxy S5 (izq)

iPhone 6 camara reseña

El iPhone 6 (izq) tiene mejor desempeño en ambientes oscuros que el iPhone 5s (der)

Entonces tenemos una cámara principal de 8 megapíxeles (3264 x 2448 px) dual LED, con un autofoco mejorado y un estabilizador de imagen digital, y que sumado a un nuevo procesador y a un software actualizado nos entregan fotografías con una soberbia calidad, con colores acertados (no sobresaturados), un mejor desempeño en ambientes oscuros, y una pequeña reducción en el nivel de ruido. En definitiva es una gran cámara en términos generales, pero también estábamos esperando a ver una evolución en lo que respecta a su resolución, ya que las fotos pierden un poco de detalles frente a otras opciones como el Galaxy S5 o Xperia Z3.

iPhone 6 camara

iPhone 6 camara reseña

Por el lado de la cámara secundaria (o frontal), se vuelven a repetir los mismos 1.2MP, pero Apple dice haberla retocado de manera que ofrece un rendimiento notable, capturando un 81% más de luz, lo que hará las delicias de aquellos que suelan tomarse selfies. De todas formas no sabemos cómo logra esto último, teniendo en cuenta que dispone de los mismos f/2.2 de apertura que el 5s, pero es una característica de la compañía exprimir lo máximo de sus prestaciones para ofrecer una excelente performance. También nos permite tomar una captura de 10 fotografías por segundo, además de fotografiar y filmar mediante el uso de la función HDR (alto rango dinámico).

A la hora de filmar, el iPhone 6 incluye una función mejorada del slow motion, llamada ahora Super Slow Motion, pasando de los 120fps anteriores a los 240fps 720p. Esto hace que los videos se vean con un efecto espectacular (y para alardear con los demás ¡jajaja!). También te gustará saber que ahora nos permiten filmar con una calidad máxima de 1080p a 60fps, frente a los 30fps de su hermano mayor. Pero por otro lado, aquí el 4K no se hace presente como en tantos otros terminales, algo que podría llegar a ser inaceptable para llevar el precio que tiene. Para terminar con este apartado, su cámara delantera graba con una calidad 720p a 30fps, lo cual es más que suficiente para llamadas por Skype, etc.

Componentes y performance

Luego de haber sorprendido a todos con su excelso A7 que trabajaba bajo una arquitectura de 64-bit, Apple nos presenta su nuevo chipset A8, el cual trae consigo ciertas novedades y un rendimiento que lo ubicaban en solitario en el podio, hasta la salida del Galaxy S6, quien demostró ser una bestia dentro de la industria de los dispositivos móviles. Pero a pesar de que los muchachos de Cupertino no suelen especificar las características de sus procesadores, contamos con ingenieros que se dedican a analizar dichos componentes que llevan integrados. Así que veamos cómo están conformados.

El chip A8 que trae el iPhone 6 está fabricado con un proceso de 20 nanómetros para sus 2000 millones de transistores, haciendo que se recaliente menos y consuma menos energía que el A7. A pesar de que no parece haber una modificación significativa con su dual-core de 64-bit a 1.4GHZ (tan solo 100MHz más que el A7 del iPhone 5s), el A8 tiene un rendimiento de altísimo nivel, también gracias al nuevo sistema operativo para dispositivos móviles, el iOS 8. Pero Apple nos aseguraba que la CPU del A8 es un 25% más rápido que su predecesor, mientras que su GPU, PowerVR GX6450 de 4 núcleos, llega a ser un 50% mejor. Pero estos datos son en algunos casos particulares, ya que por lo general la CPU es un 10% más rápida y su GPU un 25%.

El nuevo iPhone es bastante rápido, al punto que el reconocimiento de su Touch ID para las huellas digitales toma menos tiempo en desbloquear el teléfono. Además, a la hora de movernos por el menú y las aplicaciones nos deslizaremos de manera instantánea, como nunca. Parte de esta potencia es gracias a su nuevo procesador M8, un chip de movimiento que trabaja en conjunto con el A8 y que se encarga de medir nuestra actividad por medio de sensores, cono el nuevo barómetro incorporado. El barómetro mide la presión atmosférica, y con ello, el iPhone 6 puede determinar a qué altura nos encontramos, un dato que aporta y agrega nuevas prestaciones a las aplicaciones destinadas a monitorear nuestros ejercicios.

El M8 también ayuda a preservar la autonomía del equipo debido a que este coprocesador resulta más eficiente que el A8 para medir todos los datos presentados por los sensores (giroscopio, acelerómetro, brújula, y barómetro). Además, al poder reconocer si el terminal no se ha movido en mucho tiempo, detiene el rastreador de red (ping) para no consumir la batería. Esto es muy práctico cuando dejamos el teléfono en el casillero del gimnasio, por ejemplo.

Apple sigue apostando por 1GB de RAM desde el iPhone 5 y siempre ha tenido un rendimiento óptimo, pero uno no deja de preguntarse si con 2GB no le hubiera dado aún más agilidad, aunque parece no precisarlo. En cuanto a su almacenamiento, Apple ahora nos ofrece un modelo de 128GB, pero por el otro lado no cuenta con la opción de 32GB, generando algunos conflictos en los usuarios a la hora de decantarse por uno. O sea, de 16GB pasa a 64GB, siendo muy poco para algunos, o demasiado para otros. Pero esto es una clara medida comercial para obligar a muchos usuarios a irse por el de 64GB, ya que con el de 16GB pueden quedarse muy cortos, y de esta manera obtener mayores beneficios al final del trimestre.

Por último, posee una batería de 1810 mAh frente a los 1560 mAh del 5s. Pero teniendo en cuenta que el iPhone 6 tiene una pantalla más grande, proporcionalmente nos ofrece casi la misma duración. Hay algunas funciones que tienen más duración que en el equipo anterior, mientras que otras no. Tenemos el ejemplo del video, el cual a nosotros nos ha dado alrededor de 9:30 horas de reproducción, cuando en el iPhone 5s nos había dado un poco más de 10:30 horas. A la hora de navegar por la web a través de una conexión Wi-Fi, el iPhone 6 tiene un mayor rendimiento, aunque hablamos solamente de 30 minutos más. Las llamadas 3G alcanzan las 12:30 horas, un poco menos de las 14h que la compañía dice tener.

Conclusiones

El iPhone 6 es sin dudas uno de los mejores terminales que pueda haber en el mercado, con una enorme eficiencia en todos sus apartados, una marca característica de la compañía. Pero por el precio que cuesta hay otras opciones igual de buenas y con una pantalla más grande, como el Galaxy Alpha, o hasta mejores como el Galaxy S6. Su sistema operativo iOS 8 es uno de sus puntos más fuertes y lo que hace que la gente lo elija constantemente, además de sumarle una elegancia insuperable con su cuerpo de metal.

Uno de sus puntos flacos los encontramos en su batería, que podría habernos entregado algo más, pero lo que nos deja satisfechos es el enorme rendimiento que entrega el dispositivo. Si eres fan de Apple y sus productos, y el precio no es un problema para ti, desde ya, este es tu teléfono. Estamos ante uno de sus mejores terminales hasta la fecha, y con creces. Su otro “magnum opus” con el que puedes hacerte, es el excelso iPhone 6 Plus, en donde encontraras una pantalla con más pulgadas y mejor resolución.

Pero en caso de que seas un usuario Android, querrás continuar por ese lado del camino con propuestas como las de Samsung y LG, con el Galaxy S6 y el próximo LG G4 como excelentes opciones.

Eso sí, elijas lo que elijas entre el 6 y el 6 Plus, puedes tener la certeza de que tendrás en tus manos un verdadero pedazo de máquina.

Evaluación

Diseño 94%
Pantalla 88%
Cámara 90%
Prestaciones 92%
Batería 87%
Comentario final

Apple nos ofrece un dispositivo muy elegante y con una alta performance en todos los campos, aunque para su altísimo precio, el iPhone 6 podría haber incorporado un pantalla más grande y de mayor resolución, al igual que su cámara. El terminal de Tim Cook se alza como uno de los mejores del mercado, lo que lo llevó a batir records de venta, pero cuenta con un rival durísimo como el reciente Galaxy S6, un smartphone que llega con unas prestaciones y un rendimiento superior en algunos aspectos.

Puntuación total 90%
Puntuación de lectores
0 votos
0