Batman Arkham Knight PS4 Xbox One PC Videojuegos

Batman: Arkham Knight reseña


Luego de que Christopher Nolan haya realizado la genial trilogía de Batman, ofreciendo una visión del “Caballero de Noche” mucho más sofisticada y refinada frente a las películas anteriores (salvándose las versiones del genio de Tim Burton), Warner Bros vio la oportunidad perfecta para traer de vuelta la historia de uno de los mejores superhéroes jamás creados a nuestras consolas y ordenadores. Es así como a partir del 2009 hemos podido disfrutar de unos verdaderos juegazos que han dejado su huella en la industria y que han sabido mantener el buen nombre de este personaje que se ha ganado la admiración de todos sus fans, al punto de competirle el podio en popularidad a nada más ni nada menos que a Superman.

Hemos pasado por Arkham Asylum, Arkham City, y Arkham Origins, y todos han sido juegos de altísima calidad, por lo que con Batman: Arkham Knight la cosa no es diferente. Los chicos de Rocksteady han vuelto para finalizar la saga “Arkham” con esta entrega para las consolas de última generación y ordenadores Windows, y lo han hecho de la mejor manera. Bueno, lo de “la mejor manera” es relativo cuando vimos lo que ha sucedido con el port para PC, pero de esa tarea estaba encargada la compañía Iron Galaxy Studios, quien ha realizado un pésimo trabajo para la versión de ordenadores al punto tal de que se ha tenido que retirar de Steam hasta el momento (pudiendo ponerse a la venta otra vez en el mes de septiembre). Pero en cuanto al juego en sí, estamos hablando de una de las últimas joyitas de los videojuegos, con varios elementos para destacar.

Empecemos, sin más preámbulos, a desmenuzar este divertidísimo juego que sin dudas te tendrá horas y horas pegado frente al televisor.

He pasado poco más de 15 horas realizando misiones (principales y secundarias), manejando el Batimóvil, tirando puñetazos y patadas a diestra y siniestra, y “volando” por toda la arquitectónicamente glamorosa ciudad de Gotham, y debo decir que el título es tremendamente satisfactorio (con algunos detalles que remarcaremos un poco más adelante). Una vez más veremos a todos los personajes del universo de Batman, hasta el mismísimo Joker, quien se manifiesta delante del hombre murciélago debido a que éste último está infectado con la toxina del miedo de Scarecrow y la sangre del payaso maniático, lo que dará como resultado unas escenas desopilantes a las que nos tiene acostumbrados este psicópata – pero carismático – personaje.

La dirección corre por cuenta de Sefton Hill, quien estuvo a cargo de los primeros dos juegos, y su trabajo es impecable. Por momentos pareciera que estamos ante una película (gracias también a los impresionantes gráficos), pero no debido a largas cinemáticas al estilo de Metal Gear Solid (de las cuales soy un fanático enfermo). Aquí las escenas son las necesarias para llevar a cabo la historia y están muy bien desarrolladas, hasta veremos acercamientos y ralentizaciones en pleno juego, las cuales han quedado geniales. Mención aparte merecen los actores de voz, destacándose las performance de Jonathan “Mike” Banks (James Gordon), John Noble (Scarecrow), Mark Hamill (Joker), y Kevin Convoy (Batman), entre otros, todos realizando un desempeño impecable.

Batman-arkham-knight

Metiéndonos de lleno en lo que se refiere al título, vale mencionar que los juegos de Batman nunca nos han ofrecido el nivel de libertad y movilidad como la que hemos visto en este Arkham Knight, superando la experiencia de Arkham City, el cual supo brindar una excelsa jugabilidad. Por empezar, la ciudad de Gotham es cinco veces más grande que Arkham City, y está recreada de una forma soberbia y magistral, haciendo uso de las capacidades de la PlayStation 4, la Xbox One y la toda poderosa PC (aunque esta última cuente con algunos fallos técnicos por tratarse de un fallido port). Si el juego hubiera sido dirigido por Burton seguramente veríamos una Ciudad Gótica aún más lúgubre y con menos luces de neón que las adornen, pero la sensación de poder ubicarse en el punto más alto de ese mundo renderizado y contemplar como toda la ciudad nos invita a adentrarnos en ella para engullirnos entre sus húmedos y añejados edificios, habla de un trabajo loable por parte de los chicos de Rocksteady. En esta aventura nos moveremos con una dinámica excepcional por todo un mundo abierto y dispuesto a ser explorado, permitiéndonos llegar a destino de la forma que creamos más práctica y, por qué no, divertida. Batman sobrevolará de forma prácticamente indefinida, y se hará de su gancho para tomar impulso entre los edificios y demás estructuras con las que nos vamos topando, todo sin detenerse. De hecho, estando dentro del Batimóvil podremos ser expulsados del vehículo de forma que comenzaremos a planear instantáneamente. Aquí a Batman se lo siente un Superhéroe con “súper poderes.”

  Batman-arkham-knight-b

El Batimóvil, que hace su aparición por primera vez en la saga Arkham, representa una implementación extraordinaria en la experiencia de juego, pero que a grandes dosis puede llegar a perjudicar un poco la diversión. Veamos. No caben dudas que la nueva versión del vehículo – gracias al buen Nolan – es un elemento que aporta, digamos, no solo un mero romanticismo en el folklore del universo del Caballero de la Noche, sino que también ofrece unas mecánicas que suman a la calidad del producto final. El tanque es una delicia a la hora de controlarlo, y gracias a la modernidad se le ha dotado de artilugios y capacidades varias que lo terminan por hacer el arma más poderosa con la que contaremos en el juego. Pero lamentablemente Rocksteady se aprovecha en demasía de algo que ellos saben que es de lo mejor que tienen para ofrecernos.

Al principio te lo pasarás pipa persiguiendo autos y enfrentándote a otros tanques, disponiendo de una serie de movilidades geniales como la chance de desplazarnos hacia los costados de forma instantánea, algo que nos ayudara a esquivar los ataques de los enemigos. Pero cuando te das cuenta, vas por la séptima persecución en 1 hora de juego, y es allí cuando se comienza a volver monótono el uso del mejor Batimóvil de la historia (con perdón de Burton). Pero ojo, no es algo que arruina o sepulta la diversión, ya que cuenta con algunos detalles exuberantes, pero podríamos decir que abusa de nuestra capacidad de asombro, lo que se termina volviendo una costumbre (como todo en la vida).

Batman podrá llamar al “Batitanque” en casi todo momento, y éste vendrá hacía nosotros de forma autónoma, desprendiéndose una escena muy cool cuando nos subimos en él. Otra de las cosas que han incorporado es la posibilidad de mejorar el vehículo a medida que vamos avanzando en la historia, llegando a poder hackear algunos de los drones con los que nos enfrentaremos, y hasta en determinadas misiones podremos emplearlo de compañero accionándolo desde otro punto del escenario para que nos ayude a derribar enemigos.

Batman-arkham-knight-f

   

Pero como no todo pasa por este “chiche” (aunque pareciera que sí), también debemos hacernos de nuestros puños para acabar con nuestros enemigos en forma de pandilleros y militares, y vaya si no les daremos una buena zurra, de esas que te duelen de solo verlas. El sistema de pelea está basado bajo la misma mecánica respecto a lo que venimos viendo en las anteriores entregas, pero para este caso contaremos con algunos ajustes que hace que los combates sean aún más fluidos. De hecho las rachas de combos pueden ser interminables, golpeando, contrarrestando, y esquivando ataques, todo resuelto con unas animaciones fantásticas. Nos enfrentaremos a sujetos con una masa muscular importante de los cuales algunos estarán muy bien protegidos, de manera que primero debemos aturdirlos para luego ejecutarles una serie de golpes hasta acabar con ellos. Además, como ya lo hemos visto en otros Arkham, Batman podrá desarmar a los maleantes que le atacan con bates de beisbol y hasta será capaz de utilizarlo contra ellos mismos (debo decir que me resulta bastante gracioso ver a un sujeto como Batman con un bate de beisbol), pero habrá que tener cuidado con los que poseen armas de fuego como la ametralladora, ya que nos harán un daño significativo al que no querrás exponerte.

O sea, no te vayas a confiar porque “eres” Batman, bueno, quizás lo eres (con Batimóvil y todo ¡jajaja!), pero aquí los combates se pueden tornar complicados si no actuamos de una forma prudente y con una mínima estrategia anticipada. Por ejemplo, en algunos enfrentamientos habrá un par de integrantes que harán de médicos y revivirán a los enemigos caídos, aunque pueden hacerlo una cantidad de veces determinada (si no me equivoco cada médico podrá hacerlo hasta tres veces). Por lo que sería sensato acabar con ellos antes de que comiencen a reanimar con electrochoque a los pobres tipos a los que hemos desmayado a base de golpes, aunque seguramente no querrán que los despierten para ser tumbarlos nuevamente ¡jajaja!

Batman-arkham-knight-d

Cada vez que terminemos de derrotar a nuestros enemigos ganaremos puntos de experiencia que nos servirá para mejorar y obtener nuevos objetos. A medida que avancemos y completemos tanto las misiones principales como las secundarias podremos pasar a optimizar el traje para resistir una mayor cantidad de golpes, el Batimóvil con nuevas armas, y demás artilugios como el gancho, que nos servirá para impulsarnos más lejos.

Todavía no hemos mencionado a fondo el tema de los gráficos, algo que salta a la vista apenas tenemos contacto con el juego. El nivel técnico de este Batman: Arkham Knight es verdaderamente impactante, y encima estamos hablando de la primera experiencia de los chicos de Rocksteady con las consolas de última generación, por lo que creemos que su próximo título tendrá aún mejores gráficas (esto suele suceder en cada generación, ya que los estudios desarrolladores van reuniendo más conocimientos de la arquitectura de la consola, logrando mejores resultados en la próxima entrega).

El efecto de las luces y sombras, brillos y tonalidades que se generan acorde a la textura en la que se desenvuelven (como la camisa de Ivy) son alucinantes. El realismo con el que se puede apreciar la lluvia que se desliza sobre la capa de Batman es hipnótico, y ni hablar del rostro de todos los personajes que veremos.

Si hace poco que te has comprado una Xbox One o una PlayStation 4 y no estás acostumbrado a este nivel gráfico, cuando te dispongas a jugarlo y veas la primera imagen, sentirás una fuerza que sale de la pantalla para pegarte en los ojos (así de contundente ¡jajaja!). Vale aclarar que cada vez son menos los videojuegos que emplean cinemáticas con gráficos pre-renderizados debido a que los motores que se emplean hoy en día son capaces de alcanzar un nivel de detalles espeluznante, siendo el caso de este extraordinario juego.

Batman: Arkham Knight termina de cerrar una saga que ha sabido aprovechar el enorme impulso que la trilogía de Nolan le ha dado al personaje a un elevado porcentaje de la sociedad que no tiene acceso a la infinidad de mundos y universos que vemos en el Comic. Los fanáticos del Caballero de la Noche deben estar orgullosos del producto con el que se encontrarán, y todo gracias al cuidado con el que se ha trabajado al desarrollar esta última entrega de la saga Arkham. Son varios los puntos álgidos que presenta, y sin dudas estamos ante una de las joyas de esta generación. Esperemos que Batman, de la mano de Rocksteady, continúen vigilando a Gotham.

 Plataforma: PlayStation 4 / Xbox One / PC
 Desarrollador: Rocksteady Studios
 Publisher: Warner Brothers
 Fecha de lanzamiento: 23 / Junio / 2015
 Género: Acción-Aventura

Evaluación

Comentario final

El capítulo final de la serie Arkham concluye de la mejor manera para las consolas de última generación y los ordenadores. Haciendo uso de las holgadas capacidades de estos sistemas de juegos, hemos presenciado una experiencia enormemente gratificante, ya sea por los gráficos, las mecánicas del juego, la aparición del espectacular Batimóvil, y la trama. Todo combinado de una forma prolija y cuidada.

Puntuación total 92%
Puntuación de lectores
1 votos
94