Bloodborne reseña PS4 videojuegos Videojuegos

Bloodborne reseña


Luego de varias horas de sufrimiento interminable, podemos emprender la reseña de un juego muy especial, como nos tienen acostumbrados los chicos de From Software. Hablamos del juego exclusivo para la PlayStation 4, Bloodborne.

El juego salió de la mente del ya célebre Hidetaka Miyazaki, actual presidente de la compañía desarrolladora From Software, en la cual comenzó su carrera como codificador allá por el lejano 2004. Miyazaki empezó trabajando en la famosa franquicia Armored Core, pero ganó muchísima popularidad con el lanzamiento de Demon’s Souls, juego con el que comenzó esta especie de tortura en forma renderizada (jajaja).

Es que desde la salida del legendario Demon’s Souls, exclusivamente para PlayStation 3, hemos sido testigos de una seguidilla de títulos que corresponden al mismo espíritu con el que los juegos “Souls” se identifican: causar el mayor daño mental posible. Las IPs de From Software se caracterizan por brindarnos las experiencias más densas, insufribles, desesperantes, y tormentosas que un juego pueda ofrecer. Sin embargo, lo seguimos deseando.

Bloodborne PS4 reseña

Bloodborne no es un juego para todo el mundo (como ninguno de los anteriores títulos). En este RPG de acción no vas a poder atacar a los enemigos a placer como solemos ver generalmente en otros juegos, ni tampoco vas a poder recorrer los escenarios tranquilamente, corriendo de aquí para allá. From Software nos obliga a premeditar cada paso que damos. No es que se trate de un juego de ajedrez, simplemente debemos tener cuidado en cada esquina o pasadizo que recorremos ya que nos podremos cruzar con un enemigo que nos esté esperando silenciosamente, para luego – ¡zas! -, 1/3 de tu barra de vida vacía. Oh sí. Aquí, a diferencia del resto de los videojuegos, los ataques que recibes los sientes de verdad.

Estamos acostumbrados a recibir daño sin importarnos la vida de nuestro personaje, ya que a la larga salimos airosos (para que esto no suceda debemos seleccionar dificultades extremas como “Dante Must Die” en Devil May Cry). En Bloodborne, cada ataque recibido lo sentirás como propio, y una vez que mueras deberás realizar todo el procedimiento de nuevo. Esto lo saben todos aquellos que han jugado a los anteriores juegos de esta compañía japonesa, pero si tú no tuviste la oportunidad de jugarlo, debes prepararte para lo peor. No creas que estoy exagerando. Tu personaje va a morir. Va a morir mucho. Tantas veces que vas a comenzar a reírte de los nervios. Vas a poder estar toda una sesión de juego en el mismo punto de un escenario sin poder superarlo, para que cuando lo logres pasar, te encuentres con un jefe “imposible” de derrotar sin haber muerto, por lo menos, 30 veces antes.

Seguramente te estés diciendo: “Es que tú eres muy malo. Yo tendré más cuidado”. Lo mismo pensaba yo de los demás. Claro que los más experimentados no encontraran en este título algo más desafiante por descubrir, lo que probablemente pasó con Dark Souls frente a Demon’s Souls.

El nuevo juego de From Software mantiene exactamente la misma filosofía de sus títulos anteriores, Demon’s Souls y Dark Souls (1 y 2). Es un juego con un diseño lúgubre, sin musicalización (a excepción cuando nos enfrentamos con un jefe), y con una historia que explica mínimamente lo necesario para justificar los hechos que presenciamos en la aventura. Todo envuelto en un ambiente siniestro.

Bloodborne PS4 reseña

Tampoco esperes la compañía de otros personajes (aunque aparezcan en la historia), ya que todo la experiencia del juego resulta en algo muy solitario. Una de las características de los trabajos de From Software que brindan una sensación, digamos, angustiosa para los que estamos acostumbrados a los Final Fantasy, Xenoblade, y hasta Skyrim (con esas villas pobladas que le dan color al juego).

Además, es un juego que se caracteriza por enseñarnos a los golpes, literalmente. Miyazaki es un simpático hombrecillo que espera a que primero te caigas para luego avisarte que había un pozo. Esto es algo que genera mucha controversia en algunos jugadores, ya que algunos manifiestan este sistema de aprendizaje como algo ridículo y obvio, mientras que otros lo consideran como un dogma. Tú tendrás tu propia opinión al respecto cuando lo juegues (compártela con nosotros en los comentarios).

Pero a pesar de encontrar los mismos elementos, cuenta con unos pequeños detalles que logra diferenciarse de sus hermanos mayores, en referencia a su sistema de combate, el cual es algo más dinámico y no tan “pesado” como en las IPs anteriores. En Bloodborne no rodaremos durante el combate, aquí podemos esquivar los ataques de manera más rápida con una especie de impulso (muy cool), que le da otro aire a lo que ya venimos acostumbrados.

Otro detalle que han incorporado en esta aventura, es la habilidad de recuperar nuestra vida al conectar contraataques a los enemigos. De todas formas no creas que esto te lo hará más fácil, lo único que hace es postergar momentáneamente nuestra muerte ¡jajaja! Perdón.

Por otro lado, a la hora de enfrentarnos a los enemigos, es muy importante estudiar sus movimientos antes de comenzar a atacarlos. Créeme que eso lo aprenderás a la fuerza (si juegas un título de From por primera vez). Algunos de ellos parecerán muy lentos y tontos, pero si te descuidas o te confías un poco, te quitarán una porción de vida que necesitarás más adelante contra enemigos realmente mucho más hábiles y letales. Claro que puedes restaurar tu vida con ítems conocidos como Blood Vials, pero no los querrás gastar por culpa de enemigos de poca monta.

En cuanto a las armas, dispondremos de una gran variedad de estilos, como hachas, espadas, garras y lanzas (entre varias más), tanto para combates a corta y larga distancia. De hecho, cada arma tiene una segunda versión, por ejemplo, pasando de tener un hacha corta común y corriente, a un hacha alargada con un importante radio de alcance. Las armas de fuego hacen su aparición por primera vez en un juego de la familia Soul (más allá de que se llame Bloodborne y no “Blood Soul”, estamos de acuerdo con que se trata de la misma experiencia ¿cierto?).

Los jefes con los que nos enfrentaremos en este genial JRPG, son más bestiales, deformes, y horripilantes que nunca. Es que gracias a la capacidad gráfica de la PlayStation 4, los monstruos parecerían que están vivos detrás de la pantalla con sus pelajes y demás elementos que los conforman. Y ya que hablamos de los gráficos, estos representan a la perfección los escenarios góticos en los que nos moveremos, ofreciéndonos un aspecto realmente tétrico y sombrío, repletos de iglesias, catedrales, y edificios que nos hacen recordar a la época victoriana. El realismo de las calles húmedas que muestran el reflejo de la luna o el fuego, es impresionante. Los diseños de los escenarios son algo para destacar y están cuidados en cada detalle, sin repetir las zonas o algo por el estilo. Pero se hubiera agradecido poder haber visitado otros lugares como hacíamos en Demon o Dark Souls, pero se entiende que por la trama no resulta posible.

Bloodborne PS4 jefes

¿Qué bicho te gusta más? ¿”Peludito”?…

Bloodborne PS4 reseña

¿O  “huesitos”?

Por último tenemos un modo online que nos ofrece una experiencia de juego muy entretenida y hasta práctica y útil. Es que al jugarlo en línea, veremos los mensajes que otros jugadores dejaron en el suelo antes de morir a manos de un enemigo o al caer en una trampa, para que, en nuestro caso, podamos sortearlo sin morir en el intento. Obviamente que nosotros podemos hacer lo mismo y dejar mensaje como “trampa a la izquierda”, salvando muchas vidas y ganándonos un lugar en el cielo ¡jajaja! También podemos llamar a otros jugadores para que nos ayuden a derrotar a un jefe, utilizando la llamada de una campana que será correspondida por un alma solidaria, o no. Sucede que hay jugadores que se dedican a cazar a otros, por lo que deberás pensarlo dos veces antes de pedir por ayuda. Así de engorroso es este juego, pero es lo que lo hace único.

Bloodborne mantiene la excelencia de sus hermanos mayores, pero con un toque propio que es bien recibido por sus fanáticos. Como hemos dicho casi al principio, este juego no es para todo el mundo. Únicamente lo disfrutarán aquellos que quieran vivir una experiencia al límite, probando su paciencia, destreza, y la habilidad de aprender y planificar estrategias para no cometer los mismos errores que nos llevan al nefasto y cansino mensaje de “YOU DIED”. Si eres de esos, pues entonces encontrarás en Bloodborne todo lo que buscas, y más, gracias a su rejugabilidad.

 Plataforma: PlayStation 4
 Desarrollador: From Software
 Publisher: Sony Computer Entertainment
 Fecha de lanzamiento: 24 / Marzo / 2015
 Género: RPG de acción

Evaluación

Comentario final

Bloodborne es un juego que puede sacar lo mejor o lo peor de ti, pero que sin dudas dejará una marca. Una vez que lo vences, sientes que has hecho algo "grande", una sensación que pocos juegos pueden llegar a brindar. Con una dificultad digna de consideración, el juego se caracteriza también por meternos en un ambiente sombrío y hasta por momentos asfixiante. Muy recomendable para aquellos que quieran experimentar "algo más" en un videojuego.

Puntuación total 92%
Puntuación de lectores
0 votos
0