Noticias

El Galaxy S8 no tendría botón de inicio físico


Cada vez que una compañía lanza un nuevo buque insignia, especialmente en el caso de Apple y Samsung, solemos pasar a ocuparnos rápidamente del próximo teléfono que le sigue en el calendario. Pero luego de lo sucedido con el Galaxy Note 7 y sus serios problemas con las baterías, que provocaron el sobrecalentamiento del equipo hasta el punto de explotar o prenderse fuego, los rumores que surgen del Galaxy S8 sirven para ir olvidando lo que fue un teléfono para el olvido (a pesar de contar con prestaciones de punta muy interesantes).

El próximo teléfono que le sigue al Note 7, por lo menos en cuanto a teléfonos de alta gama se refiere, es el Galaxy S8, del cual ya se ha venido hablando un poco en los últimos meses. Pues hoy nos llegan nuevos rumores que indican la ausencia de un botón de inicio físico, dando lugar a una pantalla que podría ocupar toda la superficie frontal, algo similar a lo que se ha mencionado sobre el próximo iPhone.

Así, el botón principal estaría reproducido en la misma pantalla. Si te estas preguntando qué harán entonces con el escáner de huellas, déjame decirte que Qualcomm ya ha presentado un escáner ultrasónico capaz de detectar nuestras huellas a través de un material como el cristal, el cual ya ha sido empleado en el Mi 5s. Por lo tanto no habría problema de ubicarlo debajo de la pantalla.

Otro de los rumores que llegan vuelve a mencionar el uso de una cámara dual, con un sensor de 12MP y otro de 8MP. Samsung se sumaría a la fuerte tendencia de módulos con doble lente, siendo el último caso el iPhone 7 Plus, lo que produce una mejoría en la calidad de las fotografías al igual que los videos. También se ha puesto el foco en la posibilidad de contar con una pantalla 4K para mejorar la experiencia con el Gear VR.

En cuanto a los chipsets, Samsung lanzaría al mercado dos versiones de sus S8, como habitualmente vemos en sus dispositivos. La versión que se comercializará en occidente vendrá con el Snapdragon 830, mientras que en algunos países asiáticos se utilizará el Exynos 8895. Vale aclarar que ambos procesadores estarán desarrollados bajo el proceso de fabricación de 10nm, dejando poco margen de diferencia en cuanto a rendimiento.

Debido a lo sucedido con el Note 7, un analista ha sugerido que la compañía coreana podría adelantar el lanzamiento del próximo buque insignia para este año, algo insólito para esta OEM. De todas formas todo parece indicar que se mantendrá el calendario habitual, o sea, no lo veremos en las tiendas hasta el primer trimestre de 2017.

Vía | GSMArena