Noticias

El mercado de los ordenadores continúa en descenso


Los datos que nos acercan algunas de las compañías analistas como Gartner o IDC, no son de lo más alentadoras para el mercado de los ordenadores. Es que la primera dice que los envíos a nivel global de las PCs han caído un 5.2% respecto al año anterior, cayendo de 75.7 millones de unidades enviadas en el primer trimestre del 2014, a 71.7 de unidades del primer trimestre del 2015. Por su parte, IDC tiene sus propios números, los cuales son aún menos favorables. Según ésta última, el descenso en el primer trimestre cae a niveles más bajos al enviar 68.5 millones de unidades, alcanzando una caída de 6.7% respecto al año anterior.

La peor caída que ha sufrido la industria de los ordenadores ha sido en 2013 cuando descendió hasta un 10%. Pero luego de ese año, parecía que la cosa se había estabilizado un poco en 2014 cuando los usuarios actualizaron sus antiguas PCs con el sistema operativo XP, el cual Microsoft dejó de brindar apoyo el año pasado. Pero la tendencia del consumo de los ordenadores de escritorio sigue en baja.

Igualmente, dentro de este círculo pesimista, hay dos compañías que han visto como sus números se incrementaron en referencia al año pasado. Hablamos de Lenovo y Hewlett Packard. Según Gartner, Lenovo lidera estás cifras positivas con un crecimiento del 5.7% de sus envíos respecto al trimestre del año pasado, pasando de 12.8 millones de PCs enviadas en 2014 a 13.6 millones en este 2015. Ademas Lenovo posee la mayoría del mercado de ordenadores con el 18.9%, frente a los 17.3% de HP durante el primer trimestre de este año.

Pero todavía hay una esperanza con la salida del nuevo Windows 10, el cual se dará este mismo año. Además, el caso de las notebooks “híbridas” estan gozando de un crecimiento en el mercado. Parece que a la gente le agrada la idea de contar con un dispositivo que se vuelve tanto una Tablet como una laptop.

“La salida de Windows 10 consolidará lo mejor del Windows 7 y Windows 8.1. Además de la actualización gratuita durante un año después del lanzamiento para los consumidores, Windows 10 debe ser un neto positivo ya que hay una demanda acumulada para reemplar PCs más antiguas,” dijo Rajani Singh, analista de investigación en el IDC.

Uno de los perjudicados no es otro que el gigante de los procesadores, Intel, el cual sus chips se encuentran en la mayoría de los ordenadores, esta caída de la demanda lo golpea muy duro, aunque todavía falta que nos habiliten sus ganancias durante el primer trimestre.  

Vía | Forbes