Noticias

El nuevo procesador de Samsung realizará un mejor seguimiento de nuestra rutina de ejercicios


Samsung se encuentra trabajando en su procesador Bio-Processor, el cual está destinado para llevar a cabo un seguimiento bien detallado de cinco atributos, los cuales son: grasa corporal, masa muscular, pulso cardiaco, temperatura de la piel, y estrés (por estrés se entiende cuán transpirados estamos). El Bio-Processor formará parte de los dispositivos para “fitness” y están programados para arribar durante la primera mitad de 2016.

El semiconductor de la firma coreana también estaría destinado para los dispositivos de otras compañías, por lo que Samsung ha compartido diseños referenciales con dichos interesados en desarrollar un wearable con estas capacidades de monitoreo. Según lo ha descrito, el procesador está diseñado para “permitir el desarrollo acelerado” de nuevos productos orientados a la salud y la actividad física. De hecho, nos indican que los dispositivos que adopten el Bio-Processor pueden tomar varias formas diferentes, lo que incluye a una pulsera y un parche.

Habrá que ver si el nuevo procesador de Samsung cumple con las expectativas, teniendo en cuenta que hay muchos dispositivos que se encargan de monitorear el ritmo cardiaco y demás, pero que no hacen un buen trabajo. ¿Cuán acertados serán los datos que arrojará el Bio-Processor? Por lo visto no estamos tan lejos de descubrirlo.