Snapdragon 808 LG G4 Noticias

El Snapdragon 808 no se recalienta tanto como el 810


Ya es vox populi el hecho de que el SoC Snapdragon 810 de Qualcomm presenta unos problemas de sobrecalentamiento, alcanzando temperaturas de 55ºC que pueden llegar a lastimar la mano de quien sostenga el dispositivo, como el HTC One M9 o LG G Flex 2. De hecho, esto se intensifica cuando vemos que el nuevo G4 no incorpora el chipset 810 de Qualcomm, prefiriendo el 808 que es un poco inferior al primero (aunque sus fabricantes le harán un pequeño retoque especial para el smartphone de LG).

Los muchachos de ArsTechnica se encontraron con que, efectivamente, el Snapdragon 808 alcanza unos valores de temperatura inferiores al su hermano mayor, el Snapdragon 810. De todas formas estos resultados se encuentran dentro de los parámetros previstos debido a que el 808 dispone de dos núcleos menos (6 frente a los 8 del 810).

Para la prueba se tomaron los teléfonos LG G4 (Snapdragon 808) y LG G Flex 2 (Snapdragon 810), y se les hizo correr una ejecución de dos hilos por un período de tiempo determinado. Los resultados fueron bastante sorprendentes, mostrándonos como el chipset 808 puede mantener un pico de 1.8GHz por 6 minutos antes de comenzar a disminuir hasta los 1.4GHz después de 15 minutos. Por el lado del “infame” 810, apenas trepó su pico antes de descender a los 1.4GHz y mantenerse a su velocidad mínima por 3 minutos.

Además en las gráficas se puede observar una amplia variación del rendimiento de ambos procesadores entre sus picos máximos y mínimos. Hay que aclarar que para los usos cotidianos que no demandan muchos recursos, esto no presentaría ningún inconveniente. Pero en el caso de aplicaciones más trabajosas y demandantes como son los juegos, allí si podemos presenciar algunos inconvenientes en su performance por momentos.

Otra de las gráficas nos muestra como el LG G Flex 2 varia en su rendimiento al recalentarse, mientras que el LG G4 está prácticamente intacto en sus dos temperaturas (frio y caliente). Con esto está más que claro que el último procesador de Qualcomm tiene unos inconvenientes notables, aunque también dependa del fabricante del teléfono (el rendimiento en el Xperia Z4 podría a llegar a ser un poco mejor, por ejemplo).