Noticias

Facebook está trabajando en un traductor que promete mayor eficiencia y exactitud


Como uno de los gigantes del internet, Facebook siente la necesidad de hacer del mundo un lugar “más abierto y conectado,” y para eso debe deshacerse de las barreras idiomáticas que interfieren con su propósito. Es por eso que la compañía de Mark Zuckerberg está trabajando fuertemente para hacer de las traducciones lo más exactas posibles.

Para eso ha creado una división dedicada a todo lo relacionado con la inteligencia artificial, llamada Facebook Artificial Intelligence Research (FAIR). Allí el equipo está utilizando un sistema novedoso con el que pretenden brindar un traductor que cumpla con su trabajo de forma rápida y eficaz, y según nos han informado desde un comunicado, están cerca de lograrlo.

Facebook nos explica que el equipo está empleando una novedosa red neuronal circunvolucional (CNN por sus siglas en inglés). Este sistema supera drásticamente al método de traducción convencional, RNN, alcanzando una velocidad nueve veces superior. Y es que mientras el sistema RNN traduce palabra por palabra, siguiendo un sentido de izquierda a derecha o viceversa, mientras que el sistema CNN lo hace de manera paralela, o sea, cada palabra es traducida en simultáneo.

Esto es gracias al poder de cómputo que ofrecen los procesadores gráficos, los cuales están preparados para realizar una cantidad de cálculos… bueno, prácticamente incalculables (merezco el Cervantes). Otra de las virtudes que ofrece este sistema es que el proceso de la información se lleva a cabo jerárquicamente, lo que hace más simple a la hora de reconocer las complejas relaciones de datos.

Los chicos de FAIR todavía no están dispuestos a liberar el traductor para la aplicación de Facebook de forma global, ya que todavía lo están probando dentro de sus oficinas, pero la idea es la de ponerlo a disposición para el público.

Claro que tendremos que esperar para verlo en funcionamiento entre nosotros, pero una vez que esté disponible, podremos comunicarnos con usuarios de otros países de una forma inteligente y dinámica, comprendiendo modismos y contextualizando las palabras, dejando atrás las traducciones literales y mecanizadas.