Videojuegos

Final Fantasy 15 reseña


Finalmente, luego de 10 años de espera, tenemos con nosotros el tan deseado -e impuntual- Final Fantasy XV. Conocido originalmente como Final Fantasy Versus XIII allá por el lejano 2006, el juego forma parte del universo conocido como Fabula Nova Crystallis, el cual está compuesto también por la trilogía de Final Fantasy XIII y Final Fantasy Type-0. Y sin duda, a diferencia de lo que se estimaba en ese entonces, resultó ser el principal exponente y representante de dicho nuevo universo (todas las luces estaban puestas en el fallido FF13).

Ha sido tanto el tiempo de espera, que con la llegada de la actual generación de consolas los chicos de Square Enix se vieron obligados a cambiar de sistema, pasando de ser una exclusividad de PlayStation 3 a estar destinado tanto para PlayStation 4 como para la Xbox One (lo cual siempre es beneficioso para los jugadores).

El desarrollo de Final Fantasy XV ha pasado por varios cambios e inconvenientes que lo llevaron a ausentarse en incontables ediciones de la E3 y demás eventos de la industria de los videojuegos, hasta el punto de mencionarse su cancelación en más de una oportunidad. Afortunadamente, ese nefasto contexto de incertidumbre que tenía a los fans de la serie en vilo llegó a su fin cuando Square Enix presentó durante el E3 2013 lo que ahora conocemos como Final Fantasy 15.

Una década ha pasado, y muchos de aquellos adolecentes que vimos el espectacular tráiler en 2006 ahora somos hombres y mujeres, y muchos han formado su propia familia. Es por eso que no se trata de un lanzamiento más dentro de esta icónica franquicia, la cual no solo cuenta con el inherente peso que supone representar a Final Fantasy, sino que también debe hacerse cargo de todo el revuelo y anticipación que ha generado.

¿Estará a la altura de las expectativas? O como lo hemos planteado en el pasado, ¿podrá devolverle la grandeza a la franquicia? Acompáñanos en esta aventura en forma de reseña y descubramos juntos lo que esta nueva fantasía tiene para ofrecernos.

Luego de las malas críticas que ha recibido la trilogía de Final Fantasy 13, los desarrolladores debieron reconsiderar y reformular varios de los conceptos aplicados (y no aplicados) para no volver a cometer el mismo error. Entre los principales puntos flojos que se habían remarcado en su momento se encontraba la extrema linealidad que presentaba la primera aventura de Lightning, algo que se intentó solucionar en las entregas posteriores. Pues en esta oportunidad podemos decir que la linealidad es una muy mala palabra, por lo que no es bienvenida en el universo de Noctis y compañía.

Tanto su director original, Tetsuya Nomura, como su codirector Hajime Tabata, han tenido que reinventarse y surcar aguas desconocidas en lo que respecta a las mecánicas del juego, adoptando un nuevo enfoque que mezcla elementos típicos de juegos japoneses como otros vistos más en occidente. Por primera vez en su historia se hace gala de un fascinante mundo abierto (bueno, si no contamos el mapamundi de Final Fantasy VII, Final Fantasy VIII, y Final Fantasy IX), lleno de lugares que esperan a ser explorados y recorridos para conocer todos sus detallados recovecos. Hay que decir que estos chicos han intentado tirar la casa por la ventana en este aspecto, y todo indiciaría que el futuro de las próximas entregas pasaría por este tipo de libertad.

Final-Fantasy-15_c

Todo está diseñado a una escala colosal, tanto los escenarios como algunos de los imponentes enemigos o las infaltables invocaciones, conocidos aquí como Sidéreos. El mundo por el que nos moveremos en esta decimoquinta entrega se llama Eos, y en él se mezclan cosas que vemos en la vida real, desde la ropa que utilizan los personajes, hasta automóviles, gasolineras y los restaurantes que las acompañan, como las sacadas de la mente más imaginativa y fantasiosa, como los hipnóticos arcos de pierda que cruzan de lado a lado sobre el horizonte. Los escenarios son de los más diversos, y las ciudades y demás centros urbanos rebozan de vida gracias a la gran cantidad de NPC que aparecen en escena, con los cuales podremos interactuar en algunas oportunidades.

El juego nos invita a que nos perdamos por entre los extensos matorrales y bosques, encontrando bellísimos arroyos y cascadas que se exponen ante los más aventureros. Puedes pasarte horas recorriendo a pie todos los lugares que tiene para ofrecer, sin ningún apuro por retomar las misiones de la campaña. De hecho, las abundantes misiones secundarias son una excusa perfecta para conocer el mundo de Eos, ya que las distintas misiones nos obligarán a ir hacía todos las direcciones del mapa, cubriendo prácticamente todas las áreas disponibles. Dichas misiones opcionales pueden resultar de las más simples, pero también nos encontraremos con otras de mayor complejidad, con espectaculares enemigos con los que lucharemos únicamente en estas misiones o en las mazmorras secretas que descubriremos.

Final-Fantasy-15_e

Pero también hay que decir que la implementación de un mundo abierto en el que podemos hacer lo que queramos cuando se nos plazca (hasta cierto punto en la historia), podría llegar a incidir en la confección de la trama, para bien o para mal, por lo menos en este Final Fantasy. Y aquí nos toca hablar sobre un elemento tan importante en un Final Fantasy: la historia. Final Fantasy XV cuenta con el protagonismo de Noctis Lucis Caelum (Noct para los amigos), príncipe de Lucis, quien junto con sus súbditos/amigos, Gladioulus, Ignis, y Prompto, deberán dirigirse a Altissia, una bellísima ciudad en donde lo espera su prometida, Lunafreya Nox Fleuret. En el camino se enteran que Lucis ha sido atacada por el ejército de Niflheim, imperio que está en busca del cristal que guarda dicho país, lo que tornará un viaje de diversión en uno en busca de venganza.

La trama es bastante simple a diferencia de otras entregas de la serie, pero es lo suficientemente interesante como para incentivarnos conocer su final. Pero hay que decir que el corazón del juego no radica en la historia, sino en la evolución de Noctis y los personajes que lo acompañan en esta especie de “despedida de soltero.” Es la fuerte relación entre ellos y todas las vicisitudes por las que deben atravesar lo que hace de esta experiencia algo inolvidable, al punto de dejar la historia en un segundo plano. Esto no quiere decir que la historia “estorbe” ni nada por el estilo, ya que de hecho tiene puntos altos, pero da la sensación de que todo es una gran excusa para contarnos la -linda- historia de cuatro amigos que se cuidan el uno al otro y que están juntos en las buenas y en las malas.

El juego nos invita a formar parte de ese maravilloso grupo (en alguna medida) al permitirnos compartir toda clase de momentos y situaciones, no solo a la hora de luchar, sino en los momentos de ocio o de descanso. Para conocer un poco más de los personajes que nos acompañan, podemos realizar misiones con algunos de ellos. Aunque también puedes ver el anime llamado “Brotherhood” en su canal de YouTube (cuenta con subtítulos en español), en el cual se indaga un poco más en la relación de Noct con sus amigos antes de los acontecimientos del juego. También te recomiendo a que veas la película Kingsglave: Final Fantasy XV para conocer algunos puntos clave y saber el contexto en el que transcurre la trama del juego.

Haciendo una resumida descripción de los personajes podemos decir que Gladioulus es su “espada y escudo,” como bien es conocido entre ellos, y vendría a ser la fuerza bruta del equipo (pero de bruto nada); Ignis es el refinado mayordomo que sirve también como consejero, y es quien prepara los deliciosos platillos que te harán babear sobre el mando; y Prompto es el infaltable personaje divertido y extrovertido que anima a todos, aunque debo avisarte que tendrás que aguantarte algunos de sus malos chistes. Todos ellos hacen de soporte al mimado y consentido -pero de buen corazón- príncipe de Lucis (no le gusta el tomate en la hamburguesa), quien descubrirá sus limitaciones sin ellos, por lo que los necesitará a su lado para recuperar lo que le pertenece.

Pasando a otro punto de vital importancia como lo es el sistema de combates, hay que decir que tiene escrito el nombre de Tetsuya Nomura en toda su frente (si la tuviera ¡jajaja!). Los fans de Kingdom Hearts podrán reconocer su impronta al instante, lo que de seguro les sentará muy bien. Claro que habrá algunos jugadores más reticentes a la hora de aceptar este estilo de combates de corte hack ‘n’ slash, que no verán con buenos ojos este acercamiento a la acción en tiempo real. En lo personal me ha parecido fantástico, y el hecho de permitirme manejarme a mi manera y libremente, acometiendo contra los enemigos bajo mi propio ritmo, me produce la cuota de adrenalina que exijo en esta clase de títulos.

Noctis puede manejar una gran variedad de armas, ya sean espadas, lanzas, hachas, dagas, escudos, y hasta armas de fuego, algo que me hizo recordar bastante a Final Fantasy XII, lo cual siempre es bienvenido. Dichas armas son fácilmente accesibles mediante la cruceta del mando, de manera que será necesario que selecciones las armas y magias que quieras utilizar en el campo de batalla, asignándole su respectiva arma/magia a cada botón. Esto le otorga mucho dinamismo a las peleas, y te permitirá ejecutar combos espectaculares si combinas los ataques con las diversas armas (cada arma tiene su propio estilo).

Final-Fantasy-15_d

Es importante saber que a pesar de ser un RPG de acción que ofrece combates frenéticos y estrafalarios, no se trata de achacar los botones copiosamente. Será menester conocer los tiempos para presionar el cuadrado, y así ejecutar debidamente los combos. Además no tendrá el mismo efecto los ataques frontales que aquellos que efectuemos en la retaguardia del enemigo, y en el caso de algunos enemigos, querrás enfocarte primera en una de sus patas para limitar sus movimientos.

Como no podía ser de otra manera, la magia y las invocaciones están de regreso. En el caso de los ataques mágicos se ha recurrido al mismo sistema que vimos en FF8, o sea, no consumiremos puntos de magia (MP) por utilizarlos, sino que dependerá de la cantidad que hayamos obtenido de cada una de las magias, las cuales conseguiremos al inspeccionar los alrededores. Aquí se ha simplificado la magia en tres tipos: fuego, hielo, y trueno. Pero podrás hacer combinaciones entre ellos para producir nuevos poderes, al igual que aplicarlos en ítems para que tengan un determinado efecto. Debes saber que tus compañeros se verán afectados si se encuentran dentro del radio del ataque, así que ten cuidado si no quieres electrocutarlos, chamuscarlos, o enfriarlos, dejándolos fuera de combate por unos cuantos segundos.

Luego tenemos las invocaciones, que en esta oportunidad son conocidas como Sidéreos. Dichos entes son algunos de los que conocemos de toda la vida, como Shiva, Titán, Ramuh (o Lamu), y Leviathan. A excepción de Shiva, los Sidéreos son verdaderamente colosales, y estarán bajo nuestro control una vez que los hayamos vencido. Bueno, lo de estar bajo nuestro control es más un formalismo que otra cosa. Y es que son bastante caprichosos para prestar su ayuda, especialmente el caso de Shiva. Además hay que tener en cuenta el territorio en el que nos encontramos cuando queremos invocarlos. Por ejemplo, Titán no aparecerá en lugares cerrados, mientras que Leviathan necesitará de una importante cantidad de agua para hacerse presente (no, no te molestes en llenar una pileta). Eso sí, una vez que aparecen, sus ataques serán devastadores.

Final-Fantasy-15_sidereos

El apartado técnico es asombroso, en términos generales, ya que esta clase de juegos en donde hay disponible todo un mundo a sus anchas resulta venir acompañado de desperfectos inherentes. Los gráficos son realmente bellísimos, y lucen toda su majestuosidad cuando arribamos a lugares como Altissia o mientras viajamos abordo del Regalia a orillas del mar. Por su parte, el modelado de los personajes es espléndido, mientras que las texturas de sus vestimentas es tal que puedes observar los hilos entretejidos que forman la musculosa de Gladiolus, por ejemplo.

La música que escucharemos estará a cargo de la talentosísima Yoko Shimomura, quien ya ha participado de otras importantes franquicias como Kingdom Hearts, y es lo más excelso que tiene este RPG (dado que en los otros puntos tiene sus pro y sus contra). Las melodías están muy a tono con las situaciones que presenciaremos, y te pondrán la piel de gallina en más de una ocasión. Square Enix ha sabido brindarnos, una vez más, una banda sonora que sin duda quedará en el recuerdo de muchos, y pensando en futuros lanzamientos, la presencia de Shimomura puede dejarnos tranquilos de que el apartado musical se encuentra en muy buenas manos.

 

El equipo de Tabata ha logrado retomar el rumbo que se creía perdido en la franquicia, pudiendo divisar un futuro más próspero y no tan lúgubre como se temía. El director japonés ha estado a la altura de lo que se esperaba, y más teniendo en cuenta que tomó este proyecto luego de un caótico desarrollo durante el comando de Nomura (debido a problemas técnicos, especialmente por tratarse de un juego originalmente pensado para PS3). Por otro lado, con las amplias posibilidades que ofrece cada nueva generación de consolas, estamos presenciando una remodelación interna en la serie que afectará de manera positiva el modo de experimentar un Final Fantasy. Así que es muy probable que volvamos a ver en su próxima propuesta un mundo abierto de las mismas características y que nos haga fantasear nuevamente con una aventura que está lejos de ser la última. 

 

 Plataforma: PlayStation 4 / Xbox One
 Desarrollador: Square Enix
 Distribuidor: Square Enix
 Fecha de lanzamiento: 29 de noviembre de 2016
 Género: RPG de acción

 

Evaluación

Comentario final

Final Fantasy XV llega para retomar un lugar predominante en la industria de los videojuegos, una posición que había perdido durante la pasada generación. Han pasado 10 años desde su anuncio en 2006, y desde ese entonces el juego ha atravesado por varios inconvenientes que demoraron su desarrollo. Pero con la llegada de la PS4 y Xbox One, los chicos de Square Enix han sabido aprovechar todo el potencial que ofrecen los sistemas de Sony y Microsoft para hacernos vivir una fantasía épica.

Puntuación total 90%
Puntuación de lectores
0 votos
0