Halo 5 Xbox One reseña Videojuegos

Halo 5: Guardians reseña


Ya tenemos con nosotros la nueva entrega de uno de los shooters más preponderantes en la industria de los videojuegos: Halo 5: Guardians. El nuevo título exclusivo de la consola de Microsoft, la Xbox One, llega repleto de novedades y de ajustes en su sistema de juego que sin dudas han servido para enriquecer la experiencia de juego, aunque claro, no es infalible y presenta algunos puntos que cuestionaremos a lo largo de este análisis.

Ya desde el arranque Halo 5: Guardians ha sido un verdadero suceso habiendo logrado $400 millones en ventas en su primer día de lanzamiento y $500 millones en su primera semana, lo que le valió el título del juego más vendido de la franquicia  y la exclusividad más exitosa de Xbox One. Por su parte, los chicos de 343 Industries tenían sobre sus hombros el peso de llevar a cabo el desarrollo del juego más importante de la plataforma de Microsoft, luego del gran legado que Bungie había dejado con las primeras tres entregas de las aventuras de Master Chief. El trabajo realizado ha resultado en un éxito comercial sin precedentes, por lo que parte del objetivo ha sido cumplido, pero a nosotros nos toca determinar si este suceso se condice con el producto final o si simplemente se trata de una inercia que arrastra el solo nombre de “Halo.” Veamos.

Hace tiempo que 343 Industries nos vienen guiando por dónde iba a ir la historia de Guardians a través de varios anuncios en donde nos mostraban al Spartan Locke a la “caza” del Jefe Maestro. Ahora que tenemos el juego en nuestras manos sabemos que Locke, junto con su equipo conocido bajo el nombre de Fireteam Osiris, ha recibido la orden de capturar a Master Chief luego de que éste desobedeciera unas órdenes, convirtiéndolo en un traidor del UNSC. Esas no son las únicas órdenes que Locke y su equipo han recibido, dado que en la primera misión deberemos rescatar a la Doctora Halsey de las garras de Jul ‘Mdama. Ya de entrada nos topamos de lleno con la nueva generación de la franquicia, tanto por los increíbles gráficos como por la cantidad de elementos que hay en los escenarios.

Estos son los juegos que demuestran el nivel técnico de la consola de Microsoft, que a pesar de haber comenzado con cierta polémica en lo que se refiere a los componentes (que si la memoria ESRAM de 32MB a último momento iba a ser o no la diferencia) ha sabido brindar una experiencia audiovisual realmente soberbia. Los rostros de los personajes están realizados con un realismo de esos que quitan el hipo, y seguramente te la pasarás un buen rato contemplando los escenarios en sus más mínimos detalles. Como hemos dicho, habrá niveles en los que tendremos de fondo una verdadera guerra de las galaxias llevándose a cabo en segundo plano, con naves nodrizas imponiéndose en el cielo y otras naves de combate dándose cuetazos en las alturas.

Si Halo 4 ya era una magnífica muestra de lo que 343 Industries puede hacer (diseñando escenarios con las formaciones rocosas más detalladas y complejas que vi en un título de la pasada generación), el estudio desarrollador lo lleva a otro nivel con Halo 5. Pero los gráficos no es el único avance que vemos. El sistema de juego también ha sido en cierta medida renovado al implementar un equipo que siempre nos acompañe, tanto a la hora de jugar con el equipo Fireteam Osiris como BlueTeam. Algo que celebro mucho en esta nueva entrega es la participación de otro personaje que no sea únicamente Master Chief, algo que resulta beneficioso para el personaje que tanto admiramos, ya que esto ayuda a que no nos empalaguemos tanto de él. Además Locke es un personaje que sabe ganarse el aprecio de los jugadores a fuerza de carácter, por lo que su incorporación ha sido fructífera no solo en el título, sino para la franquicia.

Halo-5-Locke

De las 15 misiones por las que atravesaremos, 12 de ellas están protagonizadas por el equipo de Locke, mientras que las tres restantes las jugaremos con John-117. Esto puede parecer que está mal balanceado, pero a mí me ha producido el efecto que considero es el deseado, el de anhelar al protagonista de la franquicia luego de varias misiones sin jugar con él. De todas formas las tres misiones que le toca a equipo Blue Team son de las mejores que Gurdians tiene para ofrecer, con algunas de las situaciones más impactantes y emotivas de la aventura.  Pero también hay que decir que el equipo de Spartans que nos acompaña no es para nada efectivo. En ningún momento sentí que los tenía luchando al lado mío. De repente ves que le están disparando a algo, pero tampoco logran acabarlo. Todo el trabajo lo haces tú, por lo menos hasta que le damos la orden de atacar a un objetivo. Allí sí que se transforman en máquinas asesinas empleando todo el poder de la lógica plasmada gracias a la programación.

Pero hay cosas que te sacarán de quicio, por ejemplo, en los momentos en los que les pides ayuda cuando estás abatido. La IA de los personajes que te acompañan está programada básicamente de manera que vayan a tu rescate sin importar lo que haya alrededor tuyo ni tampoco de ellos. O sea, si necesitas ayuda y uno de tus compañeros viene a rescatarte, se dedicará a regenerarte la salud aunque lo estén bañando a balazos y rayos de plasma, resultando que sea él finalmente quien precise de asistencia… Ahora serán dos los que están abatidos y tirados en el suelo, por lo que vendrá un tercero al rescate, provocando inevitablemente el mismo resultado. Y así una especie de Los Tres Chiflados versión ciencia ficción u ópera espacial ¡jajaja!

El tema es que deberían primero encargarse de los enemigos más cercanos para luego comenzar a asistirnos, o mejor aún, que mientras uno viene a nuestro rescate otro se encargue de cubrirlo. Eso sería respetar el accionar de un verdadero equipo de asalto, pero el juego no está dirigido por Hideo Kojima, alguien atento a todos esos detalles en cuanto al comportamiento de los soldados en el campo de batalla. Nosotros también podemos socorrer a nuestros compañeros en caso de que sean tumbados, pero a diferencia nuestra, si no llegamos a resucitarlos y mueren, revivirán automáticamente luego de un minuto, mientras que nosotros tenemos unos segundos hasta que alguien venga en nuestra ayuda. Si llegamos a morir volveremos al último punto guardado.

Más arriba habíamos mencionado que los miembros de nuestro equipo no eran eficaces hasta que les dábamos la orden de atacar a un objetivo. Pues bien, habrá otra orden que podremos comandarles, y es la de mantener la posición. Este es otro punto que los desarrolladores deberán profundizar un poco más en futuras iteraciones, ya que el hecho de que hayan únicamente dos comandos para un título del calibre de Halo resulta en algo demasiado simple. En cuanto a la IA de los enemigos no le he encontrado diferencia respecto a lo visto en Halo 4. Los prometeos son los más duros de roer como ya los hemos sufrido en la entrega pasada, y más si lo juegas en los niveles de dificultad Heroico o Legendario, mientras que por otro lado tenemos a los simpáticos grunts que se exponen a la balacera como siempre (no me gusta matarlos, me causan mucha ternura ¡jajaja!).

Algo que podría confrontar a los fans de la franquicia de toda la vida es que los desarrolladores han decidido no contar más con la pantalla dividida a la hora de jugar al modo cooperativo con nuestros amigos. Según ellos, hoy en día son muy pocos los jugadores que se juntan en las casas de otros para echarse unas partidas. Ahora todos lo hacen desde sus casas con sus headsets y todo (como siempre la tecnología arruinando el romanticismo del pasado ¡jajaja!). Además el uso de la pantalla dividida implicaría una reducción de la performance, perjudicando la experiencia. Por lo tanto los desarrolladores creyeron que lo más conveniente sería abandonar la clásica y querida pantalla dividida.

Otra de las novedades con las que nos encontraremos en el gameplay viene de la mano de los propulsores que nos abren las puertas a nuevos movimientos que tendremos a disposición a la hora de combatir. Ahora podremos dar unos buenos topetazos que propinaremos contra el suelo, de manera que al impactar con semejante fuerza mandaremos a volar a varios enemigos a la vez. También podremos propulsarnos hacia un enemigo para golpearlo, y habrá momentos en los que deberemos abrirnos paso en los niveles haciendo uso de esta misma embestida, pero contra algunas paredes de hielo, rocas, y demás obstáculos. Por último, los propulsores con los que vienen equipadas nuestras armaduras nos servirán para esquivar ataques hacia cualquiera de los lados, como también para mantenernos en el aire por unos instantes de manera que planeemos. Esto sin dudas le da más frescura a la franquicia, y si le sumamos la vibración del nuevo y alucinante mando de la Xbox One con cada tiro que disparamos y con cada golpe que impactamos, terminan siendo un aglomerado de elementos más que bienvenidos.

Los escenarios por los que nos moveremos son realmente bellísimos, de esos que te quedarás varios minutos observando el paisaje y los pequeños detalles que lo componen. Además, algunos de estos escenarios ofrecen una verticalidad que dota al juego de una buena movilidad y mayor libertad de acciones al momento de seguir una estrategia. En las misiones al aire libre solemos tener varios recorridos para sorprender a los enemigos por diversos ángulos, pero también deberemos tener cuidado de no ser nosotros quienes seamos los cazados. A su vez, en las misiones que nos toca jugar dentro de naves, bases, o demás instalaciones, tendremos espacios más reducidos y una linealidad mucho más marcada.

Halo es una franquicia con una trama que ostenta un respetable nivel de complejidad, tratándose de un género tan bastardeado en este sentido como los shooters. Si repasas la historia te encontraras con una gran cantidad de personajes representando a sus respectivas razas alienígenas y rangos, junto con una infinidad de hechos que forman parte de un interesante entramado de eventos “históricos” dentro del universo de Halo. Habiendo puesto esto sobre la mesa, hay que decir que la trama de este Halo 5 no está tan cargada de situaciones reveladoras y vuelta de tuercas como quizás lo tuvo Halo 2, aunque no deja de ser interesante al volver a ver a cierto personaje. Pero la franquicia es un gran rompecabezas que lo vamos armando a medida que salen nuevos títulos, por lo que cada entrega aporta una pieza que puede llegar a ser pequeña en soledad, pero que al juntarlo con las demás armaremos un gran cuadro.

Lamentablemente el juego no viene con un resumen para aquellos jugadores que se inician con esta entrega, haciendo que sea imposible conocer el trasfondo de los Spartans, el Covenant, los Forerunners, los anillos Halo, el Flood, etc. No todos lo juegan únicamente por su modo multijugador, así que hubiera sido bien recibido tener un resumen detallado que destaque los hechos más relevantes y una descripción de muchos de los personajes y términos que se nombran. Hay que decir también que el modo campaña, dividido en sus 15 misiones, resulta en algo bastante corto, llegando a durar como mucho unas 10 horas. Pero esto es algo habitual en los juegos de este género, ya que apuntan fuertemente al modo de juego en línea.

Y ya que hemos mencionado el modo multijugador, Guardians ofrece dos modos de juego en línea, los cuales se dividen principalmente en Arena y Warzone, donde cada uno alberga varios juegos. En Arena tenemos 5 juegos relativamente cortos cuyos mapas son más limitados. Aquí jugaremos a los clásicos Asesino, Fuga, Captura la Bandera, y Fortalezas. Luego tenemos Warzone (o Zona de Guerra), en donde nos enfrentaremos en partidas compuestas por un total de 24 integrantes, dividido en dos equipos de 12 cada uno. Los mapas en Warzone son hasta cuatro veces más grandes que cualquier otro mapa multijugador que hayamos visto en entregas anteriores, y allí tendremos que capturar todas las bases (al igual que deberemos defenderlas).

Halo-5-Warzone-a Halo-5-Guardians-b

En este proceso no solo nos enfrentaremos a los demás jugadores del equipo contrario, sino que también aremos frente a enemigos controlados por la IA. Habrá momentos en donde tendremos que acabar con enemigos especiales, obligándonos a coordinarnos con nuestros compañeros de equipo. El objetivo será alcanzar los 1000 VP (puntos de victoria). Luego de varias partidas en este modo la experiencia se puede tornar repetitiva, ya que no hay mucho más allá que conquistar y defender bases una y otra vez. Esperamos que 343 Industries se encuentre trabajando en esto y lance una actualización con un nuevo modo de juego dentro de Warzone, específicamente con nuevos objetivos. Cada vez que ganemos obtendremos puntos que nos servirán para desbloquear cascos, armaduras, poses, y más.

 Plataforma: Xbox One
 Desarrollador: 343 Industries
 Publisher: Microsoft Studios
 Fecha de lanzamiento: 27 / Octubre / 2015
 Género: Disparos en primera persona

Evaluación

Comentario final

Los chicos de 343 Industries han demostrado que la franquicia no les queda grande y han realizado nuevamente un gran trabajo con Halo 5: Guardians. A pesar de no ser infalible y contar con ciertas cuestiones a mejorar, el juego nos ofrece una experiencia audiovisual del más alto nivel, con diseños de personajes y mechas tremendamente detallados, bellísimos escenarios, una banda sonora de película, y un sistema de juego que busca refrescarse aportando novedades. La duración de su campaña nos deja con ganas de más, pero para eso tenemos el modo multijugador, en donde nos pasaremos varias horas entre amigos o desconocidos a los corchazos limpios ¡jajaja!

Puntuación total 85%
Puntuación de lectores
0 votos
0