Gadgets

HTC One M8 reseña


El HTC One M8 es un smartphone que continúa el gran desempeño de la compañía taiwanesa que viene haciendo desde el M7, en el cercano 2013. Es admirable la repercusión de sus teléfonos dada la realidad que se vive en un mercado ocupado excesivamente por equipos de Apple y Samsung, pero que, a fuerza de productos dotados de innovación y calidad han sabido hacerse de un nombre y un espacio del cual imponer respeto frente a estos monstruos de la industria. Quizás las compañías como Apple, Samsung, y Sony, tienen una mayor capacidad de marketing que copta y seduce a una audiencia generalizada, pero aquellos usuarios informados en el asunto saben perfectamente que este teléfono inteligente de alta gama le hace pelea a cualquiera de ellos.

Entonces te invito a que pasemos a conocer todas las funcionalidades y características que este HTC One M8 nos ofrece, siendo el buque insignia de la compañia lanzado a la venta el 25 de marzo de este mismo año (2014). ¿Comenzamos?

Diseño y apariencia

Como se está viendo últimamente en varios móviles, las empresas están optando por un diseño que se respete con el paso de cada generación y que forme así la imagen de su línea de teléfonos (se vio con el iPhone y lo siguieron el Xperia Z y LG G), por lo que el HTC One es uno de ellos. El One M8 es idéntico al M7 salvo algunos ínfimos detalles muy sutiles.

HTC One M8 lados

Lo más visible a primera vista (cuac!) es el aumento de su tamaño debido a la nueva pantalla de mayor pulgada que el de su hermano mayor, algo bien recibido porque la tendencia va encaminada hacia las pantallas más grandes (¿cuál es el límite? Viendo los displays actuales de 5.5” y 5.7”, realmente no lo sé…). Pero hay algo en su diseño que me llama la atención positivamente, y es que a pesar de tener un marco ancho en sus extremos el teléfono no ofrece una apariencia desagradable. Para nada. De hecho es muy elegante la parte frontal. También hay que tener en cuenta que es allí donde se encuentra su avanzado sistema de sonido con sus dos altavoces.

Esto es sin dudas un efecto de contraste que causa todo ese borde negro que rodea la pantalla frente al gris claro del aluminio en sus extremos (en donde se encuentran los altavoces), provocando que tu mente considere dicho aluminio como el “límite” de la pantalla por ser la parte que más resalta. Y conociendo como se manejan las empresas con el tema de la sicología y las estimulaciones visuales y los efectos que producen, que no quepan dudas de que esto está fríamente calculado.

La carcasa está compuesta de un metal pulido cuya parte trasera mantiene la forma curvada y ergonómica para un agarre más cómodo ajustándose perfectamente a nuestra palma. El tema es que por culpa de la textura del aluminio pulido puede resultar un poco resbaloso, algo que también sucede con el iPhone. Por lo tanto te recomiendo que lo sostengas firmemente y no te confíes. Su parte trasera no es algo que me deje obnubilado, es bastante simple a diferencia de otros estilos algo más arriesgados como el Galaxy S5 o la extrema elegancia del iPhone 5s, pero digamos que mantiene su originalidad y que cumple con un diseño sobrio.

Las puntas son un poco más redondeadas que las de su hermano mayor y continua con sus bordes elegantemente biselados. Los botones táctiles de “inicio” y “volver” ya no se encuentran en el terminal, ahora forman parte del software del sistema operativo y los veremos en la pantalla. En el borde superior veremos el botón para encender el teléfono junto con su sensor infrarrojo, en el lateral izquierdo tenemos un botón para controlar el volumen y una ranura para las tarjetas microSD, y en el borde inferior se encuentra un puerto microUSB y un conector para los auriculares. 

El terminal es el más pesado de todos los terminales de 5” debido a que ahora está recubierto en un 90% de metal a diferencia del 70% del M7, aunque claro, cuando hablamos de su peso hablamos de solo unos 160 g. Cuidado para no lastimarse la espalda ¡jajaja!

Tenemos tres colores para elegir: gris metalizado, dorado “champagne”, y blanco.

HTC One M8 colores

¿Cuál te gusta más?

Las dimensiones del equipo son 146.4 x 70.6 x 9.4 mm

Pantalla de 5” Super LCD3 y Gorilla Glass 3

Si HTC quería competir al mismo nivel que sus competidores, debía salir al mercado con algunas características consagradas como estándar. Y como no podía ser de otra manera, la compañía taiwanesa nos ofrece una pantalla Super LCD3 más grande, específicamente de 5 pulgadas. Dicha pantalla nos muestra las imágenes con una resolución de 1920 x 1080px (1080p) full HD, y para mantener la calidad de la definición nos presentan una densidad de 441 pixeles por pulgada (ppi). Esta cifra está muy por encima del mínimo necesario para que el ojo no distinga los pixeles que forman las imágenes cuando lo observamos a una corta distancia.

La tecnología del display es traída por la empresa S-LCD Corporation con su nuevo Super LCD3. El LCD es una tecnología más barata de producir que el AMOLED utilizado por Samsung, y encima consume menos energía, brindándonos un rendimiento más efectivo. A esto hay que sumarle una menor saturación de los 16 millones de colores emitidos en comparación con el AMOLED, y como no tiene un espacio vacío entre el vidrio y la pantalla que lo compone, se reduce el nivel del reflejo (aunque no esperes una grata experiencia bajo el Sol, obviamente).

Y por último nuestros amigos de Corning Inc. vuelven a prestar sus servicios una vez más con su vidrio protector mundialmente conocido: Gorilla Glass 3. Cada nuevo lanzamiento de su producto es más resistente que el anterior y protegen muy bien a nuestros equipos de los rayones y golpes, pero si nosotros no ponemos de nuestra parte al tener cuidado de no apoyarlo del lado de la pantalla, milagros no hacen ¡jajaja!

Cámara dúo de 4MP con flash inteligente y efecto 3D

Uno no puede evitar sentirse pasmado cuando observamos con estupor la cifra que representa a la resolución de la cámara, por lo menos a primera vista. Es que el marketing nos ha impuesto una necesidad de exigir por la mayor cantidad de megapíxeles en una cámara, cuando la calidad de una imagen pasa también por otras cuestiones. Para que se den una idea, una resolución de 1920 x 1080px equivale a 2MP, por lo que 4MP es el doble de una soberbia resolución como lo es el ponderado 1080p. Y como el 4K ni siquiera esta afianzado actualmente, tomar fotografías de 8MP (por ejemplo) no nos permitirá apreciar todos esos 8 millones de pixeles que conforman los detalles de esas fotos en pantallas que no pueden plasmar más de 2MP. Es una cuestión física.

Bien. Con esto aclarado, tenemos que decir que una parte esencial a la hora de tomar fotos con una respetada calidad son los tamaños de los pixeles fotosensibles que se encuentran en los sensores de las cámaras, cuyo tamaño se miden en micras. Como los sensores de los smartphones son muy pequeños (1/3”) por una cuestión de espacio y es allí donde deben entrar los millones de pixeles (dependiendo de la resolución del fabricante), es muy difícil que sus diodos receptores de luz tengan un tamaño suficiente para captar la mayor cantidad de luz para luego traducirla en información (que resultara en la imagen final). Por lo que se habla de 1.3 y hasta 1.5 micras en sensores de 8MP como un milagro del hombre y sus ansias por alcanzar a Dios (que exageración…).

Ahora que explique esto (para aquellos que lo ignoraban) te sorprenderá leer que el HTC One M8 tiene un sensor con pixeles de 2 micras que capturan hasta un 300% más de luz, una cifra “revolucionaria” en la industria de los teléfonos. Pero para esto tuvo que renunciar a una gran porción de la resolución final, ofreciéndonos unos 4MP. Lamentablemente el resultado no fue tan revolucionario y no logro superar a sus competidores, aunque sí pudo mantener una calidad suficiente como para meterse en la pelea de cuál terminal ostenta la mejor calidad en fotografía. De hecho las fotografías nocturnas sí tienen una muy buena calidad debido al tamaño de los píxeles, pero las que son tomadas en el día no logran un resultado arrollador frente a otras cámaras.

La cámara de sistema dual está compuesta de una cámara principal de 4MP y un sensor de 2MP que sirve para medir la profundidad de campo que nos permite tomar fotos con un increíble efecto de paralaje 3D. Una vez que tomas la foto, tan solo debes seleccionar la opción “Dimension Plus” en la pantalla para que al mover el teléfono puedas observar la imagen con un efecto espectacular. También contamos con otras opciones básicas como panorámicas, autofocus, detección de rostros, 12 filtros, etc.

HTC One M8 cámara

Sus dos cámaras producen un efecto 3D espectacular

Para sacar buenas fotos panorámicas contamos con controles de nivelación y estabilización que nos permitirán fotografiar en 360° sin que nos salga desincronizado, dando muy buenos resultados. Una cosa más respecto de la cámara es que a la hora de enfocar diferentes planos su segunda lente se puede llegar a “marear” de vez en cuando, haciendo que algunas fotos salgan con zonas desenfocadas. Si pretendemos filmar nuestras vacaciones en familia o cualquier evento digno de recuerdo, lo haremos con una extrema calidad de 1080p a 60fps, o 720p a 120fps.

HTC One M8 cámara

Controles de nivelación y estabilización para realizar panorámicas

El tema de su cámara con tecnología UltraPixel es que se la ha esperado como una propuesta que venía a dar “un golpe en la mesa” ofreciendo resultados asombrosos, pero igualmente no deja de ser excelente si la comparamos junto a las de sus competidores. Hay un debate caliente sobre cuál de todas las fabricantes tiene la mejor cámara, y el One M8 está en esa contienda.

Apartado técnico

El One M8 de 2da generación no podría estar en la disputa como el mejor móvil del año si sus componentes no fueran desarrollados por lo último en tecnología. Y es aquí cuando hace su presentación el Qualcomm Snapdragon 801 de 4 núcleos que trabajan a una frecuencia de 2.3 GHz (2.5 GHz en la versión asiática). Este procesador ha mejorado sustancialmente el rendimiento de la batería en todos los smartphones en los que se ha utilizado, y con la batería de 2600mAh del One M8 también ha logrado su cometido. No hay que olvidarse de su memoria RAM de 2GB (lo mismo que el Galaxy S5).

El tema de la autonomía en los celulares se está volviendo cada vez más relevante ya que estos monstruos están chupando más y más energía a la hora de escuchar música o ver videos en sus pantallas de 32” (que exagerado). Y con la unión del Snapdragon 801 y el sistema operativo KitKat de Android, se ha logrado optimizar la duración del teléfono a prácticamente dos días de uso. En comparación con la batería de 3200mAh del Xperia Z2 hay una diferencia importante, pero este último precisa de la mayor cantidad de amperes posibles para prender semejante pantalla de 5.2” y mantenerla durante un tiempo razonable.

Volviendo a la batería del equipo que nos compete, falta decir que lo podemos mantener unas 496 horas en stand-by si utilizamos 3G, y podemos hablar hasta 20 horas, también utilizando 3G. En cuanto a la navegación por la web nos durará 9 horas, y 11 horas si miramos videos. Estas son cifras habituales que se manejan en equipos de alta gama, por lo que no hay nada muy destacable.

A diferencia con el HTC One de 1ra generación, ahora disponemos de la opción de aumentar nuestra capacidad de almacenamiento con una tarjeta microSD (hasta un máximo de 128GB). De fábrica tenemos 16 ó 32GB de memoria interna como opciones. 

En cuanto a la conectividad para la transferencia de datos tenemos todas sus variantes a nuestro alcance:

  • Wi-Fi
  • Bluetooth 4.0
  • NFC
  • Infrarrojo
  • LTE

Doble altavoz frontal BoomSound

Como una compañía que juega con cierta desventaja por ser los más “jóvenes” y que tiene que demostrar más que cualquier otra en la industria, desde el One M7 los chicos de HTC se vieron obligados a innovar y a brindarnos algo que los demás no han desarrollado, por lo menos no a ese nivel. Estamos hablando de su excelente sistema de audio BoomSound compuesto de dos altavoces en la parte frontal del teléfono. Antes de seguir hay que comprender que estamos hablando de un móvil y no de un equipo de música, por lo que el sonido estéreo que se pretende lograr no es igual (las bocinas están separadas por tan solo unos centímetros).

HTC One M8 Telefonos

Excepcional sonido gracias a sus parlantes Boomsound

La calidad del sonido es bestial cuando lo comparamos con sus rivales, y es lógico siendo los únicos que le han dedicado la debida atención a este apartado. Algunos terminales como el Galaxy S5 vienen con una pequeña bocina que, para colmo, se encuentra en la parte de atrás, lo que provoca un rebote. En cambio al tener estos dos mini parlantes en la parte frontal produce la emisión de sonidos mucho más claros y limpios.

HTC One M8 Altavoz

Gracias a las cámaras de los altavoces de 0.85 y 0.80 cc en la parte superior e inferior respectivamente, nos permite elevar el volumen hasta niveles altísimos (alcanzando los 95dB) para un dispositivo de estas características. Y como si fuera poco su sensor de temperatura regula la potencia automáticamente para proteger las bocinas y mejorar la vida útil de éstas.

Si tengo que apostar cuál de las compañías es la que seguirá el ejemplo de HTC, diría que los muchachos de Sony (sabiendo lo importante que son en la industria del audio). Pero resultaría difícil agregarle altavoces sin renunciar a algunos niveles del certificado de protección contra el agua y polvo. No estaría nada mal que todos siguieran el camino de HTC porque la diferencia es notoria.

Funciones y aplicaciones

El dispositivo tiene su propio sistema operativo llamado HTC Sense (desde el 2009), aunque en realidad está basado en Android (KitKat). Pero con su OS Sense, los taiwaneses tiene el control para presentarnos todo lo referido a menús, widgets, y aplicaciones varias desde su propia perspectiva. Un claro ejemplo es el sistema de interfaz “viva” de la compañía llamado BlinkFeed. BlinkFeed se basa en tus preferencias, o sea, dependiendo de lo que elijas y visites verás en la pantalla de inicio todo lo relacionado a tus gustos. Cuando utilizamos el teléfono por primera vez veremos una serie de cuadros vacíos en los que nos indican que seleccionemos que es lo que quisiéramos recibir como noticias, consejos, o tener nuestras redes sociales a un solo toque.

El BlinkFeed fue una de las tantas cosas por las que este terminal se ha caracterizado como innovador y le ha valido una lluvia de elogios por parte de todos. Este servicio nos permite recibir todo lo que nos interesa desde la pantalla de inicio y sin tener que abrir aplicaciones y meternos en menús. Todo es accesible desde un solo toque. ¿Utilizas Facebook? Actualiza tu estado desde tu pantalla de inicio. ¿Te gusta el deporte? Recibe noticias y los últimos resultados de tu equipo. ¿Quieres salir a comer? Facilítale tu ubicación para que te recomiende los restaurantes más cercanos a tu localidad. Sencillamente genial. BlinkFeed se actualizará con contenidos nuevos cada 2 horas (obviamente conectado a través del Wi-Fi).

Por otro lado, el OS nos ofrece la habilidad de controlar nuestro equipo a través de gestos como, por ejemplo, atender una llamada automáticamente al ubicar el aparato en nuestra oreja (como con el Galaxy S5).

Algo que ya es habitual en todos los teléfonos inteligentes es la opción de controlar el televisor por medio de nuestro teléfono como un control remoto. Aunque en realidad funciona como algo más que un simple control, y es que también nos ofrece una guía con los programas que hayamos seleccionado como favoritos, resultados de partidos en directo, etc. En este caso es una aplicación llamada Sense TV en el que podremos utilizar nuestro One M8 como un control de televisión gracias a su sensor infrarrojo en la parte superior. La primera vez que lo utilicemos nos pedirá que seleccionemos nuestra región, servicio de cable, y la marca del televisor que tengamos. Luego de comprobar que funcionen los botones, tendremos listo nuestro terminal para usarlo.

Y por último tenemos una especie de red social propia de HTC, conocida como Zoe (¿Zone of the Enders? Solo para entendidos). En ella podremos subir fotos y videos y compartirlas con nuestros amigos, que, de hecho, no necesitan tener un One M8 (pueden descargarse la aplicación para Android e IOS). Las imágenes pueden ser editadas con varios filtros y agregarle música de fondo.

   

Conclusiones

Este teléfono trae todo lo podemos esperar de un buque insignia de alta gama, diseño refinado, pantalla gigante con una genial resolución y definición, potencia sonora única, y todas las funciones y aplicaciones que podemos disfrutar en él, haciendo que cualquier dueño se sienta orgulloso de ostentarlo. Quizá se esperaba un poco más respecto a su cámara con su sensor de pixeles significativamente más grande que el resto. Si siguen por este camino ofreciéndonos calidad y prestaciones destacables, sin dudas lograrán imponerse en el resto del mundo.

No te olvides de participar y comentarnos tus opiniones. ¿Ya lo tienes? ¿Lo recomiendas? ¿Quieres hacerte con uno?

Evaluación

Diseño 92%
Pantalla 95%
Cámara 90%
Prestaciones 90%
Batería 88%
Comentario final

La fabricante taiwanesa viene haciendo mucho ruido en la industria desde el M7, y cuenta con una soberanía indiscutible en asía (junto con Samsung). Pero poco a poco se está introduciendo en el mercado occidental a fuerza de productos de enorme calidad que deslumbran a toda la prensa especializada (y al público). Como ya he dicho, aquellas personas que no están al tanto del mundo de los teléfonos inteligentes difícilmente lo elijan frente a otras opciones con muchísimo más marketing o que forman parte de la moda, pero las personas que se toman el tema de los smartphones “seriamente”, sí lo tendrán en cuenta como una de las mejores adquisiciones disponibles.

Puntuación total 91%
Puntuación de lectores
0 votos
0