Intel SSD 750 Series Noticias

Intel lanza nuevos SSD de 2400MB/S de lectura


Los SSD revolucionaron el mundo de los dispositivos de almacenamiento con sus altas velocidades que explotan el verdadero potencial de los procesadores. De nada nos sirve que los chips de memoria sean más sofisticados si la máxima velocidad que se alcanza con una conexión SATA 3 es de hasta 600 MB/S. Pero con las unidades de estado sólido (SSD) no se produce el efecto embudo, y menos con la nueva propuesta de Intel con sus SSD, que ha conseguido dar un salto en el rendimiento (lo que últimamente no se estaba dando tan exponencialmente).

La nueva línea de los SSD de Intel, 750 Series, sustituye la conexión SATA por la de PCI Express, lo que parece extenderse entre los fabricantes como vemos con Kingston y su HyperX. Con esto se logra alcanzar una velocidad de lectura de 2400 MB/s para el modelo de 1.2TB, una animalada que no estará limitado para su empleo profesional para los servidores de compañías, y si al alcance de todos… los que puedan comprarlo.

Entonces Intel nos presenta dos modelos de su nuevo producto, el SSD 750 Series. Un de 400GB que ofrece una velocidad de lectura secuencial de 2200 MB/s y con una escritura secuencial de 900MB/s, mientras que la lectura aleatoria de 4KB alcanza los 430.000 IOPS, con una escritura aleatoria de 230.000 IOPS. En cuanto a los valores de escritura diaria que puede soportar, esta pequeña bestia llega a los 70GB de escritura diaria. ¿Su precio? 389 dólares.

Como segundo modelo tenemos un SSD de 1.2TB, el cual alcanza la friolera cifra de los 2400 MB/s, y 1200 MB/s de escritura secuencial. Su lectura aleatoria de 4KB alcanza los 440.000 IOPS y 290.000 IOPS en escritura. Eso es casi el cuádruple del rendimiento IOPS que se puede conseguir en el mercado. Su precio es de 1029 dólares.

Pero como esto no entrara en tu laptop, Intel también ofrece unas versiones de 2.5”, que también se comunican a través del PCIe 3.0 x4 y ofrece el mismo rendimiento excepcional que las tarjetas AIC. A pesar de que la mayoría de las versiones de 2.5” tienen un grosor de 7 mm, éstas serán de 15 mm.

Sin dudas que las unidades de estado sólido son enormemente superiores a lo que estamos acostumbrados, pero su muy elevado precio las sigue reteniendo en un lugar inalcanzable para muchos. Será cuestión de esperar que los costos de su fabricación bajen a precios más asequibles.