Noticias

Investigadores de Stanford logran reducir la sensación de náusea con su VR


Con la incursión de Oculus en el campo de la realidad virtual y con la presentación de su prototipo bajo el nombre de Oculus Rift, el boom de las gafas VR se hizo presente una vez más como en la lejana década del 90. Pero a diferencia de esa época, las nuevas tecnologías nos permiten disfrutar de una experiencia VR más optimizada y acorde a mínimos establecimientos impartidos por el sentido común (ponerse un casco al estilo del personaje de MDK no parecía lo más conveniente).

Y es por eso que ahora vemos varias compañías que están trabajando en su propio dispositivo de realidad virtual, como Sony, HTC, y Nokia (ya contamos a Oculus/Facebook). Pero todas ellas deben bregar con algunos obstáculos inherentes al campo de la óptica. Observar un mundo renderizado a través de Morpheus u Oculua Rift debe ser alucinante, pero son varios los usuarios que han sufrido náuseas y/o cansancio en la vista, por lo que todavía quedan cosas por ajustar antes de lanzarlo al mercado. Pero las compañías están trabajando en esto y han ofrecido nuevos prototipos mejorados con tiempos de refresco más cortos que nos permitan visualizar los movimientos que realizamos de manera instantánea (la respuesta tardía de la imagen es una de las causas que nos producen náuseas).

Pero desde la Universidad de Stanford parece ser los investigadores han diseñado su propio prototipo que reduce las horribles y molestas sensaciones de mareos, gracias al desarrollo de un nuevo estereoscopio de campo de luz que permite disfrutar de una experiencia de estas características de manera más placentera que las demás propuestas. El logro está en que han conseguido proyectar imágenes que generen cierta sensación de profundidad, algo a lo que nosotros estamos acostumbrados en la vida diaria cuando se nos presentan objetos delante de nuestros ojos.

El prototipo consiste en dos pantallas LCD puestas una delante de la otra, una fuente de luz por detrás, y un par de lentes por delante, conectado a un ordenador. De esta manera cada pantalla LCD le mostrará al usuario una imagen mínimamente distinta en cada ojo, para así crear la sensación de profundidad. El proyecto es respaldado por Nvidia y se espera su presentación en la Siggraph 2015 que se dará este mes en Los Angeles. Son grandes noticias para todos los que esperamos con ansias esta nueva interacción virtual

Vía | SlashGear