LG G3 reseña telefonos Android Gadgets

LG G3 reseña


 

LG lanzo su último buque insignia un poco más tarde que la competencia, meses después de que la gente tuviera un Galaxy S5 o un Xperia Z2 en sus manos, algo bastante arriesgado en una industria en donde todo cuenta. Pero este tiempo le valió para salir al mercado con un dispositivo técnicamente extraordinario, al igual que sucedió con su anterior teléfono, brindándole al usuario una impresionante pantalla en tamaño y resolución, más la incorporación de otras características que lo hacen.

Así y todo LG no lo tiene fácil con compañías como Apple y su archirrival, su compatriota Samsung, los cuales supieron hacerse con casi el 50% del mercado mundial de móviles entre las dos. Pero la firma surcoreana de la carita sonriente continua en la lucha por consagrarse como la tercera fabricante mundial con sus propuestas innovadoras que tanto la caracterizan. De hecho sus teléfonos resultan muy superiores a los de Apple, mientras mantiene una disputa por ver cuál es el mejor teléfono con otras compañías como Samsung y Sony.

Pero el camino por el tercer puesto está obstaculizado por otras firmas asiáticas que abarcan un importantísimo mercado como el de las gigantes China e India, y con precios irracionalmente baratos, siendo el caso de Huawei y Xiaomi.

Veamos que hace de los teléfonos de LG los dispositivos de punta que son, y de los cuales se los considera – por muchos – como los mejores de su generación.

Diseño y características

Vemos algunas sutiles diferencias entre este modelo y el anterior, aunque mantiene el aspecto de la línea G con sus formas. A diferencia de lo que se creía en un primer momento, el LG G3 tiene una carcasa de policarbonato – o sea, plástico – pero que imita perfectamente a un metal pulido, algo parecido a lo que vemos con el aluminio del HTC One M8. De hecho, es tan similar al metal que al imitar la textura del aluminio con una superficie repleta de pequeñas líneas horizontales provoca que el dispositivo sea resbaladizo en los dedos. Nada para alarmarse, pero lo suficiente como para sostenerlo firmemente.

LG G3 android amazon

Y ya que mencionamos el tema de sostenerlo, hay que decir que es muy cómodo en la palma de la mano con una superficie que se amolda a la mano. Esto último es una característica que se diferencia de terminales como el iPhone 5s y 6, y los Xperia Z, de los cuales su parte trasera es plana y no curva, lo que podría causar algo de incomodidad. De igual forma yo soy de los que prefieren la rigidez de una superficie plana, simplemente por una cuestión visual, por lo que no le doy mucha importancia a este punto. Pero en mi caso es un tema de frivolidad estética y no funcional, por lo que no hay que tomarlo en cuenta.

LG G3 colores Android telefonos

Continuando con la parte trasera del teléfono, vemos que la compañía mantiene los mismos botones para el volumen y encendido en dicha zona, como los vimos por primera vez en el G2. Esto causó una división de opiniones en su momento. Habían críticos que decían tener problemas en distinguir los botones por encontrarse en la parte de atrás (algo que se solucionaba perfectamente al apoyar suavemente el dedo en la zona hasta identificar el bulto que había entre el medio de los botones…), y habían otros que alababan su innovación.

En este modelo nos encontramos con una pequeña modificación, y es que no dispone de la separación sobreexpuesta tan distinguible entre los botones que se encuentran detrás, pero contamos con una textura que lo diferencia del resto de la carcasa. En lo personal se siente mejor al ser completamente liso. Al lado de la lente de la cámara se encuentran tanto el dual flash como el nuevo autofoco laser (más adelante lo detallaremos).

Con respecto a las dimensiones, el G3 es más grande que el G2, pero esto es debido a que el primero presenta una mayor pantalla, específicamente de 5.5 pulgadas. Así y todo LG vuelve a asombrarnos con la estreches de los bordes que conforman el marco, algo que es solamente superado por el Sharp Aquos Crystal X. Esto lo dota de una estética admirable y que supera ampliamente a lo visto por otras compañías. Además el teléfono es extremadamente cómodo de manejar con una mano, tanto por sus dimensiones como por su peso de 150 g.

Pero continuando con las dimensiones, la compañía ha sabido mantener los mismos 8.9 mm del grosor del modelo anterior. Los valores completos son: 146.3 x 74.6 x 8.9 mm.

LG ha decido no proteger su dispositivo del agua y del polvo con alguna clasificación IP, como si lo hacen Sony y Samsung. Es que según ellos, no hay unos estándares claros que determinen los límites a la hora de proteger al equipo de la filtración del agua, por ejemplo. Hubiera sido bueno contar con algún nivel de clasificación IP, dado que hablamos de un equipo de alta gama y que no resulta muy barato.

Pantalla de 5.5” QHD

Sin dudas la gran estrella del equipo es la pantalla IPS de 5.5 pulgadas, con una espectacular resolución QHD, o sea, 1440 x 2560px. LG es uno de los mayores fabricantes de televisores, por lo que tiene mucha experiencia a la hora de ofrecer una buena calidad en las pantallas de sus dispositivos. A estos datos hay que sumarle la cantidad de pixeles por pulgada que ostenta en su pantalla, conocido en el medio como “ppi” (por sus siglas en inglés “pixel per inch”), de 534ppi, los cuales superan con creces los 300ppi como el límite establecido para que el ojo no distinga dichos pixeles.

Esto es un significativo avance si lo comparamos con la pantalla 1080p de 5.1” y 432ppi del Galaxy S5, y la pantalla 1080p de 5.2” y 424ppi del G2. De hecho, LG se disputa junto con Oppo, el título como primer smartphone en implementar una resolución 2K. 

La pantalla reproduce unos colores de manera excelsa y sus ángulos de visión son bien amplios al igual que su hermano mayor. Pero a pesar de poseer una mayor resolución, esto no será notorio mientras naveguemos por la interfaz de usuario. Seremos testigos de su impresionante resolución únicamente cuando reproduzcamos videos en una calidad 2K o con las fotos.

LG G3 pantalla 2K android comprar amazon

Por otro lado, cuando vemos los números en el análisis de los valores obtenidos del contraste, la conclusión es que el G2 lo supera bastante con el brillo tanto al 50% como al 100%, y si nos ponemos exigentes los negros pueden no ser los más intensos. Pero cuando tenemos la pantalla delante nuestro te puedo asegurar que ni te enteras. La pantalla emite un brillo y una nitidez sencillamente alucinantes, al punto tal que me he pasado unos buenos minutos absorto mirándola.

Cámara principal OIS de 13MP y autofoco láser

El nuevo buque insignia de LG hace alarde de un sistema de estabilización de imagen y presume de ser el primero en incorporar un láser para el autofoco en su cámara trasera de 13MP. Según la compañía, este sensor mejora la eficiencia de la función autofoco al enfocar automáticamente en tan solo 276 milisegundos, lo que lo hace más rápido que el Galaxy S5 con un enfoque de 300 milisegundos. Claro que en la práctica resulta imposible de percibir una diferencia de 24 milisegundos. Pero no perdemos nada con que figure en los papeles ¿cierto?

El fabricante coreano no vio la necesidad de salir con una mayor cantidad de megapíxeles para su cámara, por lo que mantuvo los mismos 13MP que vimos anteriormente. Esto no es malo, ya que más MP no es igual a mayor calidad. Lo importante es la capacidad del sensor de captar los fotones de luz que recibe, y del chip que procesa la imagen final. Y dicho esto, debemos decir que la cámara de este teléfono es espectacular, de lo mejor que se puede ver, superando quizás por poco al Xperia Z3 de 20.7MP.

Es que la cámara de este equipo entrega unas fotos con un nivel de detalles verdaderamente excelentes para un dispositivo móvil, más unos colores sin sobresaturarlos, y una exposición y un contraste muy precisos. Con el modo automático obtenemos unos resultados muy cercanos a la escena que queremos captar, ya que no sobresatura los colores (como quizás vemos en el Z3).

LG G3 camara

LG G3 camara android

Otra de las funciones muy bien trabajada y que ofrece una eficiencia notable, es su sistema HDR (alto rango dinámico). El HDR del G3 es superior a lo visto en el G2. Tomando un par de fotos con diferentes niveles de exposiciones y combinándolas en una sola foto obtenemos imágenes aún más realistas en relación a lo que vemos con nuestros ojos. LG ha hecho un gran trabajo permitiéndonos captar momentos con un nivel de detalles, colores, y contrastes, que te harán olvidar tan solo un poco de tu cámara réflex (pero un poco ¡jajaja!).

La cámara cuenta con un flash LED dual que emite dos colores que se adaptan a la iluminación ambiental, produciendo una imagen más natural. También tenemos varios tipos de disparos a la hora de hacernos autorretratos, por ejemplo, disparando en el momento en que decimos una palabra como el típico “¡whisky!”. De todas formas disponemos de una cámara frontal de 2.1MP para tomarnos unas buenas selfies.

A la hora de filmar nuestros videos lo haremos con una calidad máxima de 2160p, mayormente conocido como 4K, a 30 cuadros por segundo, y con la misma soberbia calidad con la que tomamos las fotografías (colores vivos pero no saturados,. El G3 es uno de los últimos teléfonos en incorporar esta calidad de resolución, por lo que también lo encontraremos en muchos otros teléfonos como el Galaxy S5, Nexus 6, Xperia Z3, Moto X y el Lumia 930.

Una rareza con la que nos encontraremos en los modelos F400 es que no soporta 60fps cuando filmamos en 1080p, algo básico para un dispositivo de alta gama en su generación, pero podremos hacerlo por medio de un mod desarrollado por uno de los integrantes de XDA-Developers.

Componentes y rendimiento

Como todos los teléfonos de alta gama de LG, el G3 ostenta lo último en materia de procesadores con el todo poderoso Snapdragon 801 de Qualcomm. Este SoC cuenta con una CPU Krait 400 Quad-core de 2.5GHz, y una GPU Adreno 330. Hay que aclarar que tenemos dos versiones de este equipo: una de 16GB de almacenamiento, y otra de 32GB de memoria interna. En la versión de 16GB contamos con 2GB de memoria RAM, mientras que en la de 32GB tenemos 3GB de RAM. A esta cantidad se le puede sumar hasta 128GB de almacenamiento por medio de una tarjeta microSD.

Los 3GB de memoria RAM nos ayudan a agilizar el rendimiento del procesamiento y no sufrir los horrendos lag cuando jugamos. Esto último se nota cuando corremos juegos de un alto nivel gráfico, lo que implica una elevada cantidad de procesos para generar los gráficos y objetos que vemos en pantalla. Un claro ejemplo es el Dead Trigger 2, que es uno de los juegos más exigentes para los dispositivos Android, y que en el G3 va a la perfección con los 3GB de RAM.

Cuando lo testeamos ante aplicaciones como AnTuTu 4, éste nos arroja números que resultan un poco inferiores a los vistos por el Galaxy S5 y el Xperia Z3 en cuanto al rendimiento, pero hay que tener en cuenta que el smartphone de LG debe hacer el doble de esfuerzo para renderizar más pixeles en su pantalla 2K.

Con semejante tamaño de pantalla y resolución no es de extrañar que tenga una batería de 3000mAh, pero esta puede quedarse algo corta en cuanto a la autonomía ofrecida durante el uso que le damos en el día, esto siempre cuando utilizamos el terminal para jugar. Con una jornada compuesta de juegos y videos no vayas a esperar a que el teléfono llegue vivo a la noche (a duras penas lo hace en una sesión diaria que abarque envíos de mensajes, llamadas, internet, y algo más).

Pero así y todo, cuando probamos su duración al reproducir videos, obtuvimos un mayor rendimiento que el HTC One M8, con más de 11 horas de video frente a las 9 horas de la compañía taiwanesa. Pero se encuentra por debajo de las 15 horas que puede reproducir el Galaxy S5. Pero lo bueno es que al tener una tapa desmontable podemos cambiar la batería por cualquier inconveniente que llegara a ocurrir.

Android 4.4.2 e interfaz de usuario

LG se ha tomado su tiempo para salir al mercado, y parte de este tiempo se vio invertido en mejorar la experiencia de usuario con su propia versión del Android KitKat 4.4.2, conocido como Optimus UI. Para eso nos ofrecen una mayor selección de aplicaciones instaladas con un nuevo estilo minimalista de los iconos, sumándole más animaciones y transiciones.

En la pantalla de inicio nos encontramos con dos widgets que nos muestran dos relojes en el que podemos elegir la zona horaria (por ejemplo, el horario local y el de algún familiar en el exterior). Pero podemos cambiarlo por otros widgets que nos muestren no solo el horario, sino también el clima, simplemente desplazándolo hacia la derecha. En la misma pantalla tenemos cinco íconos que hacen de atajos y que obviamente son personalizables.

Como los teléfonos disponen de una capacidad que les permite manejar aplicaciones al mismo tiempo, con el LG G3 podemos correr dos en la misma pantalla y ajustar el tamaño de sus ventanas, pudiendo abrir el navegador mientras se reproduce un video (por ejemplo). A la hora de desbloquearlo nos dan la posibilidad de elegir entre varias opciones, como contraseña, patrón, pin, o la función Knock Code que desbloquea la pantalla por medio de una serie de toques.

Lo botones de navegación son virtuales al igual que la gran mayoría de los terminales. Esto podría restarle un mínimo espacio a la pantalla, pero al tener un fondo transparente y al desaparecer cuando vemos un video en pantalla completa, no resulta en ningún inconveniente. A dichos botones se les pueden agregar dos iconos más, dejándolo con hasta un máximo de cinco. Podemos agregarle notificaciones, QMemo+, QSlide, y pantalla doble.

En definitiva contamos con una infinidad de funciones y aplicaciones que te tomará un buen rato descubrirlas. Por último, todo se maneja de manera instantánea y sin congelamientos o ralentizaciones.

Conclusiones

Al igual que como sucedió con el G2, LG ha lanzado un equipo dotado de unas cualidades excepcionales en todos sus frentes, buscando poder escalar como la tercera mayor fabricante de móviles. Desde una enorme pantalla de 5.5” con una resolución 2K, hasta una cámara que entrega un óptimo rendimiento (a la par del Galaxy S5), el G3 está en el podio como uno de los mejores smartphones que hay en la industria, sin la necesidad de envidiar a otros competidores como el iPhone 6 Plus. De hecho es considerado por muchas personas como el mejor teléfono del año (aunque hay serios competidores como el Galaxy Note 4).

Su apariencia resulta atractiva a la vista, tanto en su frente como en la parte trasera con una carcasa que nos engaña con su imitación del aluminio. Aunque igualmente puede mejorar aún más este punto, ofrece su cuota de originalidad al brindar los únicos botones del smartphone en la parte trasera, y un marco realmente delgado en todos sus lados.

Evaluación

Diseño 92%
Pantalla 95%
Cámara 94%
Prestaciones 93%
Batería 91%
Comentario final

No nos cansamos de decir que el LG G3 es una bestia y de esos teléfonos que llevan el termino "alta gama" a otro nivel. El G3 lo tiene todo, pantalla gigante con resolución 2K, cámara de 13MP con unos resultados excelentes, cómodo de usar con una mano, etc. Todo. La surcoreana quiere hacerle competencia a su archirrival Samsung, y sin dudas, desde lo técnico, lo viene logrando.

Puntuación total 93%
Puntuación de lectores
0 votos
0