Noticias

Microsoft ha mejorado las lentes del Oculus Rift


Microsoft y Oculus han combinado fuerzas para que las gafas de Facebook sean compatibles con la Xbox One y el próximo Windows 10, por lo que la compañía de Redmond ha tomado la iniciativa de realizar unos ajustes a las lentes de Oculus Rift. Esta intervención por parte de Microsoft tuvo sus frutos, ya que ha conseguido mejorar aún más la lente de las gafas de realidad virtual.

De esta manera, el grupo de técnicos de Microsoft Reseach han optimizado la calidad de imagen que presentaba el Oculus Rift DK2, mejorando la nitidez de la imagen que se observaba en las lentes, además de reducir las deformaciones cromáticas que suelen aparecer en los contornos de los objetos y figuras.

La compañía de Satya Nadella ha compartido el diseño a través de un archivo descargable, pero el costo que supone para armar este elemento elemental en las gafas VR puede llegar a ser muy significante. Las lentes se pueden conseguir en Edmund Optics, mientras que la cubierta de la lente puede ser impresa mediante una impresora 3D, la cual Microsoft nos recomienda una de mayor nivel que las utilizadas habitualmente por aficionados, siendo la Objet Eden 260 3D la idónea para esta tarea.

Además, las lentes precisan tener una capa antirreflejos de luz visible, lo que lleva el precio a $200 por ojo (lo irónico es que deberíamos vender un ojo para hacerlo ¡jajaja!). Si puedes con todo esto, genial. Microsoft nos dice que sus nuevas lentes tienen un campo de visión que es un poco menor al utilizado por defecto en el hardware del Rift, pero “es más nítido sobre el terreno y tiene menos aberraciones cromáticas.”  Aquí puedes ver la comparación entre las dos lentes.

oculus rift lentes

Comparación de las lentes de MSR (arriba) y las lentes de Oculus (abajo)

Teniendo en cuenta que el último modelo lanzado por Oculus, el DK2, está valuado en $350, cobrando sentido la decisión de evitar algunas prestaciones lujosas como la capa antirreflejante. De todas formas la versión final nos promete una personalización óptica

Vía | SlashGear