Videojuegos

Phil Spencer no está seguro si la Xbox One podrá igualar a la PS4


La guerra entre consolas, especialmente entre PlayStation y Xbox, se ha vuelto extremadamente encarnizada, y mediante el internet se ha exacerbado ese sentimiento que genera conflictos interminables en la red. Muchos amigos han dejado de serlo, familiares se han visto alejadas, y parejas se han separado por este tema (aunque me faltan datos para corroborarlo ¡jajaja!). Pero el jefe de Xbox, Phil Spencer, quien debe velar por la prosperidad de su producto a toda costa, parece posicionarse en un plano de aceptación, entendimiento, y compañerismo.

Son varias las actitudes cordiales que el ejecutivo de Microsoft ha mostrado frente a su rival Sony, como por ejemplo, felicitarlos por el enorme éxito de Bloodborne, lo que sirve como ejemplo para que tanto los usuarios de PlayStation como los de Xbox puedan disfrutar de sus plataformas sin injuriar a la otra. Pues hoy, Spencer ha declarado que la diferencia entre la PlayStation 4 y la Xbox One son tan grandes que cree él no está seguro de que la consola de Microsoft pueda alcanzarla.

Durante el GeekWire Summit le han preguntado si él creía que la Xbox One podría superar a la PS4 en esta generación, a lo que el resondió, “Mira, no lo sé. Sabes, la distancia de esta generación… Ellos tienen una gran ventaja y tienen un buen producto. Amo el contenido, el catálogo de juegos que tenemos.”

Spencer también le atribuyó el difícil comienzo de su consola a motivos sucedidos alrededor de su lanzamiento, el cual se ha visto manchado por las políticas que Microsoft tenía pensado aplicar, y que los jugadores se han alzado en contra de manera categórica al preferir el sistema de Sony. Debido a esto, la compañía americana ha perdido la confianza de sus clientes, según el responsable de la división de juegos de los de Redmond.

La motivación de su equipo no está enfocado en vencer a la PlayStation 4, sino la de reconstruir la confianza en los jugadores, la cual ha menguado por culpa de algunas declaraciones por parte de la organización, según Spencer. El trabajo que Microsoft está llevando a cabo para volver al primer plano del mercado es muy consistente y ha visto sus números crecer, subiendo sus ingresos un 27%.

Aunque las últimas cifras de los dos sistemas de juegos indicaban que la PS4 había vendido 25.3 millones de unidades y la Xbox One 12.1 millones de unidades. Esto es una diferencia de poco más de 10 millones, lo que no parece tanto como para sentenciar un pronóstico, pero de seguir cada uno con su ritmo, esta diferencia crecería de manera exponencial de aquí a unos años. De hecho la consola de Sony está ganando en territorio estadounidense desde hace varios meses.

Veremos como le irá a la Xbox One durante esta generación, pero si Microsoft sigue apostando por las exclusividades seguramente podrá recortar la distancia de manera significativa.

Vía | GameSpot