Gadgets

PlayStation 4 Pro reseña: La era del 4K llega a las consolas


Por primera vez en la industria de las consolas de mesa hemos visto que una compañía ha decidido actualizar su sistema de juegos en medio de su ciclo de vida, el cual generalmente es de unos 7 años. Así ha sucedido con la PlayStation 4, quien ha visto llegar a su sucesora, la PlayStation 4 Pro, más rápido de lo habitual. En realidad no se trata de una sucesora per se, ni quiera estamos ante una nueva generación de consolas, simplemente se trata de una versión más poderosa de la PS4, capaz de ofrecer soporte al tan requerido formato 4K.

La arriesgada decisión de Sony de lanzar al mercado una nueva plataforma en tan poco tiempo encuentra su fundamento cuando se alza la cabeza para observar a esa máquina omnipotente y que todo lo puede (si tienes una buena pasta, y no hablamos de fideos), posando en lo más alto del Olimpo de los videojuegos, conocida por sus adoradores como PC “Master Race.” La brecha entre las consolas y los ordenadores parece haber llegado a un punto en donde ya no es posible esperar un ciclo de 7 ó 8 años para la llegada de una nueva generación, por lo que la compañía japonesa se ha visto en la obligación de ofrecerle al jugador una experiencia visual que no se encuentra extremadamente tan desfasada respecto a la performance que presenta una PC.

Te invito a que sigas leyendo esta reseña para conocer bien a fondo lo que la PlayStation 4 Pro es capaz de brindarte, para así determinar si valdría la pena pasarte a esta semi nueva generación, o si, en su defecto, crees que no te merece.

PS4-Pro_b

 

Los juegos son compatibles en PlayStation 4 y PlayStation 4 Pro

Es muy importante comenzar este informe aclarando que los juegos de PS4 funcionarán en una PS4 Pro sin ningún problema. Sony no ha querido dividir su mercado bajo dos consolas en donde cada una de ellas tuviera sus propias exclusividades. Como hemos dicho anteriormente, simplemente se trata de un modelo más potente que correrá los juegos con mayor facilidad en 1080p/60fps o en 4K/30fps. Así que si te pasas al modelo Pro, todos los juegos que tienes en formato físico o digital de la versión estándar funcionarán perfectamente en la nueva consola.

Los títulos que salgan a partir del lanzamiento de la PS4 Pro vendrán en la misma caja de PS4, con la única diferencia que en la parte trasera veremos un logo con la leyenda “PS4 Pro Enhanced,” al lado de otros logos que representan los respectivos soportes para el Remote Play, modo online, etc, como es el caso de Watch Dogs 2 y Dishonored 2. En cuanto a los juegos que ya han salido antes, dependerá de los estudios de desarrollo el lanzar una actualización en forma de parche para aprovechar las virtudes de la versión Pro.

Hasta el momento son muchos los estudios que han lanzado los parches para mejorar la performance de sus respectivos títulos, como es el caso de Battlefield 1, Uncharted 4, InFamous: Second Son, Call of Duty: Infinite Warfare, The Last of Us: Remastered, mientras que hay otros que ya han anunciado una futura actualización como el reciente Final Fantasy XV.

Si posees una PS4 “estándar” y te compras, supongamos, Watch Dogs 2, el cual viene con la insignia con las mejoras de PS4 Pro, podrás jugarlo en la consola sin ningún tipo de inconvenientes. Los gráficos y la perfomance del correspondiente título se desempeñarán con la potencia que ofrece la máquina, ni más ni menos, mientras que si ese mismo disco lo colocas en una PS4 Pro, allí sí tendrás la posibilidad de disfrutarlo con una mayor calidad visual. Hay que remarcar que no hay incompatibilidad entre ambos sistemas.

Ahora bien, tocaría detallar el rendimiento que ofrece este nuevo modelo, y qué diferencia se puede observar al jugar en la versión mejorada.

 

Resolución 4K y HDR

La PlayStation 4 Pro tiene la capacidad de brindarnos gráficos en la imponente resolución 4K, aunque generalmente lo hará de forma escalada. Los títulos que tendrán soporte para el 4K nativo son aquellos que son remasterizaciones de entregas de la generación anterior, como bien es el caso de Skyrim Special Edition. En cuanto a los proyectos “AAA” como Battlefield 1, Final Fantasy XV, Horizon: Zero Dawn, etc, estos inevitablemente correrán en un formato Ultra HD escalado, debido a las limitaciones técnicas de la consola.

De todas formas los de Sony nos aseguran que no notaremos la diferencia, lo cual es cierto si tomamos el caso de la Xbox One y sus 900p frente a los 1080p de la PS4, en donde no se podía percibir ninguna diferencia significativa (salvo que nuestros ojos fueran biónicos ¡jajaja!). Lo que si podrás notar son las líneas perfectamente alisadas, que gracias a la potencia de la consola, podremos observar imágenes en alta resolución sin los molestos dientes de sierra.

Además de la resolución, la nueva máquina viene con soporte para el Alto Rango Dinámico (HDR), una tecnología que reproduce una mayor cantidad de colores, ofreciendo un espectacular fotorrealismo en las imágenes. Los negros son mucho más oscuros y los colores se ven más vivos, acercándose más a lo que nuestro ojo realmente ve en la vida real. Pero para poder disfrutar de esta amplia gama de colores es menester contar con un televisor que venga con soporte para el HDR, específicamente el de formato 10-bit. En cuanto a los usuarios de PS4, también pueden disfrutar del HDR gracias a una actualización que Sony ha lanzado.

Pero a pesar de todas estas bondades que otorga la nueva consola, hay que resaltar que no es una condición obligatoria tener este tipo de televisores 4K/HDR a la hora de jugar con una PS4 Pro, ya que tendremos la opción de elegir la performance y el rendimiento en el que correrá el juego. La nueva propuesta de Sony le brinda tanto a los estudios de desarrollo como al jugador la posibilidad de elegir la calidad visual del juego, de forma similar a lo que se ve en la PC. O sea, no necesariamente tendremos que jugar bajo una resolución Ultra HD, ya que una compañía podría optar por entregarnos un juego con mejores texturas y efectos de luz y sombra en Full HD a 30fps o 60fps, antes que un formato 4K que obligaría a limitar el aspecto gráfico y la tasa de cuadros.

Esta es sin duda una maniobra muy inteligente que le otorga al jugador la chance de elegir una determinada calidad que se ajuste a sus gustos y pretensiones. Si el usuario antepone la resolución, puede seleccionar la opción UHD; si en cambio prefiere la acción fluida con una mayor tasa de cuadros, puede optar por los 1080p/60fps; y si le gusta los gráficos altamente detallados tiene la chance de ir por los 1080p/30fps.

El mejor ejemplo lo encontramos con los chicos de Koei Tecmo, quienes están desarrollando su propio Dark Souls llamado Nioh. Esta nueva entrega vendrá con cuatro opciones disponibles para elegir entre aquellos que cuentan con una TV 4K o una TV Full HD:

4K TV

  • • Modo película: 4K a 30fps
  • • Modo acción: 1080p a 60fps

 

1080p TV

  • • Modo película: 1080p a 30fps con anti-aliasing de alta calidad
  • • Modo acción: 1080p a 60fps

Aunque los televisores 4K se están ofreciendo a precios cada vez más accesibles, sin dudas que obligar a comprarse una TV 4K no hubiera sido muy bien recibido por parte de los jugadores, por lo que el camino más idóneo era permitirle al usuario jugar en sus televisores Full HD, o en efecto, en caso de disponer de uno, Ultra HD.

A continuación puedes ver un video de Horizon: Zero Dawn, el próximo juego de los chicos de Guerrilla Games, corriendo en 4K y haciendo uso del Alto Rango Dinámico. No te olvides de seleccionar la resolución 4K en “Configuración.”

 

Especificaciones técnicas

Los componentes empleados no distan mucho de los utilizados en la versión anterior. Su procesador corre por cuenta de AMD con su Jaguar de ocho núcleos, el mismo que vimos en la PS4, pero en esta oportunidad se lo ha personalizado para ajustarse a la potencia buscada para la PS4 Pro. En cuanto a su GPU, el gran responsable de la llegada del 4K al sistema de Sony, se ha aumentado su potencia a 4.20 Teraflops, significativamente superior a los 1.84 Teraflops de antes. La memoria RAM es la misma GDDR5 de 8GB, pero según Mark Cerny, responsable de su arquitectura, era necesario mantener la misma capacidad para que los juegos puedan funcionar en ambas plataformas sin errores debido a la incompatibilidad que podían presentar si se utilizaba una RAM distinta.

Por otro lado, la plataforma viene con un disco duro de 1TB, dejando atrás los 500GB de la PS4, así que ya no tienes que preocuparte por el espacio. De todas maneras, si no es suficiente para ti, puedes cambiar el disco por otro de 2TB (SATA de 2.5”).

Pero una de las cosas más reprochables que tiene el modelo Pro es la falta de un reproductor 4K, algo que si viene en la Xbox One S. Resulta extraño que la compañía japonesa no haya querido impulsar la comercialización de las películas 4K en discos Blu-ray Ultra HD como siempre lo ha hecho en cada generación desde la primera PlayStation, dando soporte al CD (PS One), DVD (PlayStation 2), y el Blu-ray (PlayStation 3 y PS4). Según Andrew House, presidente de SEI, nos comenta que cada vez son más los usuarios que están consumiendo series y películas 4K a través del streaming de servicios como Netflix, alegando que esta será la forma de acceder a los contenidos UHD en el mediano plazo. También es muy probable que la incorporación de un reproductor 4K les obligara a aumentar el precio de la consola, porque si no, no habría otra explicación.

Continuando con sus especificaciones, tenemos tres puertos USB 3.1 de altísima velocidad, un puerto AUX, su infaltable puerto Ethernet, y la conectividad Bluetooth 4.0.

PS4-Pro_d

 

Diseño

La PlayStation siempre se caracterizó por contar con un diseño bastante atractivo, y la PS4 hizo gala de esto con su particular diseño diagonal y los dos materiales que conformaban su chasis, dividido por una elegante luz azul. Pues la PS4 Pro resulta un poco más simplista, ofreciendo a la vista un aspecto minimalista. Su carcasa está compuesta de un solo material, el mismo que vemos en el modelo estándar, y se distribuye por toda la superficie sin presentar ninguna interferencia más que el símbolo PS en el centro. La característica luz azul ahora se encuentra en la bandeja inferior, específicamente en la zona del reproductor Blu-ray.

Otro de los cambios que vemos es la incorporación de una tercera bandeja, aumentando la altura de la máquina a los 55mm, frente a los 39 mm de la versión estándar. El ancho y el largo también han sufrido un pequeño aumento, llegando a los 295 mm y 327 mm respectivamente, pero cuando comparas ambas plataformas no verás una gran diferencia. Por el lado del peso, la consola ha “engordado” un poco más, pasando de los livianos 2.1kg a los 3.3kg. Vale destacar el detalle sobre la base con los símbolos que representan a la marca PlayStation posicionados en los cuatro lados.

PS4-Pro_c

En definitiva, la consola ofrece su propia estética que puede gustar o no, lo cual dependerá enteramente de cada individuo.

 

La PlayStation 4 Pro y su efecto en el PlayStation VR

Cuando Sony anunció oficialmente la existencia de la PS4 Pro, todos nos hemos preguntado qué incidencia tendría en sus gafas de realidad virtual, el PlayStation VR. Pues con el lanzamiento de la nueva consola y con las actualizaciones disponibles en algunos de los juegos VR que ya se encuentran a la venta, podemos decir que el efecto sobre dichos títulos es visiblemente positivo.

Claro que no habrá una mejora en la resolución, ya que el PS VR dispone de una pantalla OLED con resolución 1080p (900p por cada ojo), pero así y todo es posible que las compañías desarrolladoras puedan entregar juegos con mejor definición gracias a una técnica conocida como supersampling, la cual básicamente renderiza texturas a una mayor resolución de las que serán mostradas. Esto da como resultado que los pequeños detalles se vean más nítidos, como por ejemplo textos que puedan aparecer en carteles o libros. Por otro lado el antialiasing será más efectivo, y los juegos podrán mantener una tasa de cuadros más alta, lo que hará que la experiencia sea aún más inmersiva.

De todas formas, los desarrolladores nos indican que podremos ver el verdadero potencial una vez que se lancen la segunda tanda de juegos para PS VR, optimizados para PS4 Pro. Uno de estos títulos que contarán con soporte tanto para las gafas VR de Sony como para su nueva consola es Resident Evil VII: Biohazard, el cual llegará a las tiendas el 24 de enero de 2017. Así que no falta tanto para poder ver cómo se complementan entre ambas partes.

 

Conclusión

Sony nos trae una potente máquina capaz de ofrecer un apartado visual más cercano a lo que se puede disfrutar con una PC de alta gama, aunque con sus inherentes limitaciones cuando analizamos factores como el tamaño de la consola (para que se pueda acoplar un cooler apropiado), entre otras cuestiones. Además, la PlayStation 4 Pro se ofrece a un precio sumamente accesible con un valor de $399. De esta manera, los jugadores pueden acceder al mundo de los videojuegos en 4K sin la necesidad de gastarse un pastón en un ordenador de la NASA, algo que Sony también hace en el mundo de la realidad virtual con su PlayStation VR.

Si tienes un televisor 4K/HDR (10-bits), es probable que quieras hacerte con una PS4 Pro para así poder disfrutar de espectaculares juegos bajo la alucinante resolución Ultra HD (generalmente escalada). En el caso de que poseas un televisor Full HD, dependerá de ti si crees que el aumento del framerate y demás mejoras gráficas que la plataforma aporta justifican su compra, ya que los 60fps que pueda alcanzar la consola pueden no significar algo de gran relevancia para ti.

 

 

Evaluación

Rendimiento 95%
Gráficos 95%
Catálogo de juegos 97%
Online 95%
Controles 97%
Comentario final

La PlayStation 4 Pro es la consola más potente disponible actualmente en el mercado, diferenciándose significativamente del resto de la competencia. Si a esto le sumamos su precio de $399 y su rico catálogo de juegos, entre los cuales se encuentran aclamadas exclusividades, sin duda la vuelve la opción más atractiva hoy por hoy. El 4K llegó a las consolas, todo bien con el mundo.

Puntuación total 95%
Puntuación de lectores
0 votos
0