Videojuegos

PlayStation VR: Te explicamos todo lo que debes saber sobre las nuevas gafas VR de Sony


De la mano de Oculus, la realidad virtual ha tomado una trascendencia como no se veía desde principios de los años 90, cuando los prototipos que se presentaban en los eventos no eran gafas compactas, sino cascos de gran tamaño. Pero a pesar de que la compañía adquirida por Facebook haya revivido en cierta forma esta prometedora tecnología, compañías como Sony ya venían trabajando en la realidad virtual mientras Mark Zuckerberg cursaba la primaria, lanzando dispositivos como Glasstron en 1996. Es por eso que la compañía asiática no podía quedarse afuera de esta renovada tendencia tecnológica a la que también se sumó HTC con sus Vive VR, por lo que ha lanzado sus propios dispositivos.

Inicialmente conocido como Project Morpheus, Sony ha lanzado su flamante PlayStation VR, lanzamiento que tuvo lugar el 13 de octubre. La propuesta de Sony está destinada para su consola PlayStation 4, y entre las tres opciones que hay en el mercado actualmente, resulta la más económica. Al ser más accesible también significa que cuenta con menos tecnología que sus competidoras, específicamente en lo que se refiere a resolución.

PlayStation-VR_b

El PlayStation VR está compuesto de una pantalla OLED de 5.7 pulgadas que ofrece una resolución 1080p (960 x 1080px en cada ojo), con un campo de visión de 100º y una capacidad de refresco de 120Hz, la cantidad necesaria de cuadros por segundo para no sufrir de los molestos mareos (aunque no necesariamente estarás exento de ello). El aparato hace uso de nueve sensores LED dispersos por todo el casco, entre ellos acelerómetro y giroscopio, los cuales serán percibidos por la cámara, de manera que podamos disfrutar de una experiencia inmersiva en 360º. No hay que olvidarse del micrófono integrado, muy útil para cuando estemos jugando en línea con amigos.

PlayStation-VR_a

Junto con el casco vendrá una unidad de procesamiento; una pequeña caja en donde conectaremos el PS VR, la PS4, y el televisor. Cuando se la ha dado a conocer, muchos creían que se trataba de un procesador adicional que ayudaría a la consola a reproducir las imágenes, pero Sony nos ha explicado que la PS4 tiene la suficiente potencia como para poder correr esta clase de imágenes. La unidad de procesamiento básicamente nos sirve para que las imágenes aparezcan en nuestra televisión, y así podemos compartir todo lo que estamos viendo con nuestros amigos que se encuentren en la sala o habitación.

Hemos mencionado que la cámara se encarga de percibir los movimientos de la cabeza a través de los sensores (al igual que el DualShock 4 y el PlayStation Move), de manera que es muy importante aclarar que sin ella no podremos jugar. Ahora bien, la PlayStation Cámara se puede conseguir por separado o bien como parte de uno de los kit que Sony ha lanzado. Tenemos dos kit, uno de $400 llamado Bundle Core en el que vienen el PS VR, la unidad de procesamiento, un cable HDMI, un cable USB, y unos auriculares, y otro kit de $500 llamado Bundle Launch (disponible de forma limitada) en donde viene todo lo anterior más la PS Cámara, el PS Move, y el juego PlayStation VR Worlds. Igualmente puedes hacerte con la cámara de forma individual por $50.

PlayStation-VR_e

La cámara puede ir en la base del televisor o enganchado en la parte superior del mismo, pero Sony nos recomienda ésta última ubicación. Debes cerciorarte de que apunte hacía ti, así que ajusta sus lentes en tu dirección (no vaya a ser cosa que estés sentado y la cámara mire hacia arriba). Tendremos una “zona de juego” en donde nuestros movimientos serán captados por la cámara, y si llegamos a salirnos del perímetro, nos aparecerá un mensaje indicándonos que volvamos a la zona de juego. Un consejo para tomar en cuenta es el de cerrar persianas y apagar lámparas que se puedan encontrar detrás nuestro, para que no interfiera con las luces de los LEDs de las gafas.

Sony nos ofrece la chance de jugar no solo bajo el modo VR, en el que nos sentirnos parte del juego, también podemos disfrutar de títulos y películas en el modo cinemático. Dicho modo nos permitirá jugar como si estuviéramos delante de un televisor gigante o un cine, simulando pantallas de 117”, 163”, o 226”. La opción de 163” vendría a ser lo estándar, brindándonos una imagen completa sin la necesidad de tener que mover la cabeza. Por su parte, la opción de 226” nos llevará a tener que mover la cabeza en las cuatro direcciones para tener una imagen completa de la imagen. Además de juegos y películas, podemos disfrutar de fotografías en 360º tomadas con una cámara equirrectangular.

Hemos detallado varias cosas del dispositivo y de todo lo que lo rodea, pero hasta ahora no hemos hablado sobre el mecanismo del PS VR a la hora de colocarlo en nuestra cabezota (“habla por ti amigo” ¡jajaja!). Tenemos dos botones que sirven para ajustar las gafas de manera que se acomode perfectamente a nuestra cabeza. Uno se encuentra en la base del módulo en donde se encuentra la pantalla, el cual sirve para acercar o alejar dicha parte del dispositivo, mientras que un segundo botón lo encontramos en la parte trasera de la banda. Si pulsamos este segundo botón podremos extender la banda que recubrirá la cabeza. Una vez que lo colocamos, tenemos a disposición una ruedita para ajustarla banda, de forma que haya la suficiente presión para que no se mueva. Tuvo la chance de probármelo y debo decir que es muy cómodo, y contrario a la imagen aparatosa que pueda darnos, resulta bastante liviano (610g). En cuanto a diseño, el PS VR es el más elegante de los tres dispositivos.

PlayStation-VR_c

¿Has leído hasta aquí? ¡Genial! Ahora dime, ¿tienes pensado comprártelo? No dudes en compartirlo con nosotros.