Videojuegos

Es muy poco probable que Noughty Dog trabaje en un nuevo Uncharted en el futuro


Los chicos de Nouthy Dog ya habían expresado sus intenciones de darle un cierre definitivo a la exitosa franquicia exclusiva de Sony, Uncharted. Con la salida de Uncharted 4: A Thief’s End, el estudio pretendía seguir su camino con nuevos proyectos, como bien es el caso del recientemente anunciado The Last of Us: Part II. Sin embargo nos han sorprendido gratamente con el anuncio de una nueva entrega del universo de Nathan Drake, aunque él no sería el protagonista.

Hablamos de Uncharted: The Lost Legacy, un juego que tendrá a Chloe Frazer como la protagonista principal de esta aventura, y que inicialmente había sido pensado como una expansión de la cuarta entrega. Pero dada la magnitud de las ideas que sus desarrolladores venían barajando terminó por definirse como un juego propio, o sea, con su respectivo disco y cajita para ponerlo en la juegoteca.

The Lost Legacy será lo último que veamos de la franquicia, así que sus desarrolladores deberán tirar la casa por la ventana para despedir a esta genial IP que tantas aventuras nos ha hecho vivir. Así lo ha dejado en claro el copresidente de Naughty Dog, Evan Wells, quien ha hablado con Game Informer. “Diría que sería muy improbable que veamos a Naughty Dog haciendo un Uncharted después de éste [The Lost Legacy]. Nunca diría nunca, pero tenemos a The Lost of Us Part II en desarrollo y hay tantas cosas que queremos explorar que sería muy difícil.”

Wells habla sobre la falta de recursos con las que disponen como para afrontar dos proyectos de semejante nivel técnico como Uncharted y The Last of Us, y que si tuvieran el personal equivalente a dos o tres estudios sería mucho más fácil, ya que ellos adoran la franquicia.

Uncharted 4 ha sido un verdadero éxito comercial, vendiendo hasta el momento unas 9 millones de copias, de manera que no sería descabellado que Sony, dueño de sus derechos, quisiera trasladar una quinta iteración enumerada a otro de sus estudios. Eso sí, como bien ha advertido Neil Druckmann, deberán respetar la “esencia” del juego.