Videojuegos

Reporte de Nikkei expone las condiciones de trabajo dentro de Konami


Si en los últimos meses Konami no nos caía bien debido a toda una serie de desafortunadas noticias, con el informe que Nikkei ha lanzado en el día de hoy la imagen de esta compañía quedará más dañada ante la opinión pública. Y es que según nos informan, Konami expone a sus empleados a unas condiciones de trabajo que distan mucho de ser las ideales, al punto tal de parecerse a la obra de George Orwell, 1984.

En el informe se habla de que los empleados cuentan con direcciones de email que se van rotando y modificando a la hora de comunicarse con personas ajenas a la compañía, y que sus instalaciones cuentan con cámaras que no están destinadas a la seguridad y si a la monitorización de las personas. También se ha mencionado un caso en donde alguien había subido a Facebook un mensaje en donde comentaba su partida de la compañía japonesa en busca de otro trabajo, y aquellos que le daban “me gusta” fueron reasignados a otros puestos dentro de la compañía. Nikkei continúa compartiéndonos otras internas, exponiendo algunos de los recursos a los que acuden para humillar al trabajador que se retrasa durante el almuerzo, anunciando sus nombres por toda la compañía.

Pero la cosa no termina allí. Konami tiene un sistema de “incentivación” digno de destaque. Y es que si uno de sus empleados no obtiene buenos resultados o no resulta funcional a la compañía, Konami los deriva a otros puestos, como puede ser de seguridad o trabajos de limpieza y mantenimiento en alguna de las sucursales de sus centros de salud o centro de juegos conocidos como “pachinko”. Pero esto último no se da únicamente con personas recién ingresadas o con cargos menores, sino que también lo han sufrido productores de reconocidos títulos, causándoles depresión.

Entre otros datos nos comentan que Konami invirtió más de $80 millones en el desarrollo de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain y que la ruptura con Hideo Kojima se ha debido a la postergación del título. Por otro lado, nos informan que la estrategia de Konami ha cambiado a partir del lanzamiento de Dragon Collection en 2010 para los dispositivos móviles, obteniendo muy buenos ingresos a un costo significativamente menor, lo que explica la prácticamente nula propuesta de IPs por parte de la compañía, quien es cuna de franquicias como Metal Gear Solid, Silent Hill, Pro Evolution Soccer, Castlevania, Suikoden, y varios más.

Todos aquellos que estamos en contacto con la cultura japonesa desde hace bastante tiempo, tenemos una idea de la idiosincrasia con la que se maneja en el país del Sol naciente, por lo que este tipo de noticias no nos sorprenden. Pero igualmente no hace más que aportar un caso más a un mecanismo de trabajo completamente arcaico que busca la máxima eficiencia de sus empleados en forma de presiones, vejación, y castigos

Vía | Kotaku