Noticias

Según reporte del New York Times, Samsung no tiene idea del por qué sus Galaxy Note 7 se prenden fuego


Según un reporte que nos llega del prestigioso New York Times, quien tuvo la oportunidad de hablar con empleados de Samsung, la compañía coreana está teniendo problemas para encontrar el origen de las fallas que provocan la combustión de los Galaxy Note 7. Durante la primera investigación que se llevó a cabo, el fabricante había determinado que el problema se debía a una errónea conexión entre el ánodo y el cátodo en las celdas de las baterías, a quien se le ha achacado la responsabilidad a su subsidiaria SDI.

Pero luego de la devolución de las unidades con sus nuevas baterías, esta vez provistas por otra compañía (ATL), los Note 7 continuaron sobrecalentándose hasta deformar al equipo. Uno de los casos que más trascendió fue el que llevó a que el vuelo 944 de Southwest Airlines fuera cancelado luego de que el teléfono de uno de los pasajeros se prendiera fuego, dejando una marca quemada en la alfombra. Cada vez se reportaban más casos de usuarios que han tenido que ser hospitalizados, por lo que la OEM decidió retirar nuevamente todos los móviles del mercado y cancelando su producción.

Son cientos los empleados que se encuentran trabajando para detectar la falla que ocasiona todo este incordio con el terminal, sin embargo parece que no pueden encontrar el problema. Park Chul-wan, exdirector del Center for Advanced Batteries del instituto tecnológico de Corea ha cuestionado la temprana decisión de Samsung en asumir que la falla provenía de las baterías luego de haber revisado los documentos de la agencia de regulación. “Creo que no había nada de malo con las baterías o que ellas no fueron el problema principal,” comentó Chul-wan. El ingeniero cree que todo este asunto se debe a la compleja tecnología que empleaba el Note 7, todo para “superar al iPhone.”

Mientras tanto, se estima que la cancelación de la producción del último buque insignia de la compañía asiática le costará a la misma unos $17 billones. De hecho, Samsung tuvo que modificar su previsión de ingresos para el tercer trimestre, descendiendo el monto a un 33% de lo que se esperaba.

Samsung quiere pasar de página rápidamente, y para eso ya se encuentra trabajando en el Galaxy S8, el cual se cree que incorporará novedades interesantes. Pero lo cierto es que si no logra determinar el motivo por el cual su Note 7 presentaba los serios problemas de sobrecalentamiento, podríamos presenciar la misma falla con su próximo buque insignia.

Vía | The Verge