Noticias

Rufus lanzará su reloj con pantalla de 3.2” en 2016


A todos nos gustan las pantallas grandes, la prueba está en que los teléfonos han ampliado sus dimensiones de manera significativa. De hecho, una compañía como Apple que se ha caracterizado por ofrecer sus iPhone con una pantalla bastante limitada frente a otras opciones como Samsung, Sony, y LG, entre otros, se vio en la necesidad de ofrecer un smartphone con una pantalla más grande en los iPhone 6 (de 4.8”) y el iPhone 6 Plus (de 5.5”).

Pues ahora con la salida de un gadget como los wearables cuyas pantallas son muy pequeñas y limitadas a la hora de interactuar, las pantallas también comenzarían a incrementarse con compañías como Neptune, quien ha lanzado su smartwatch Pine de 2.4”. Pero los chicos de Rufus Labs quieren llevarlo al extremo con su propio dispositivo de muñeca de 3.2”. El dispositivo en cuestión es el Rufus Cuff, un reloj inteligente de dimensiones considerables que ofrecerá un nivel de interacción más cómodo del que vemos en los smartwatch habituales.

Algunas de sus especificaciones nos indican que contará con un almacenamiento interno de 64GB, correrá el sistema operativo Android KiKat, y dispondrá de las funciones para el seguimiento del ritmo cardíaco y demás sensores. “Esto reemplazará la necesidad por los smartphones, carteras, relojes, bandas de ejercicio, todo,” según comenta el CEO de Rufus Labs, Gabe Grifoni. El reloj no contará con una tarjeta SIM, por lo que no dispondrá de acceso a datos de telefonía celular, aunque si tendrá conexión Wi-Fi y Bluetooth. De esta manera si precisamos conectarnos a internet en alguna zona que no goce de internet Wi-Fi, deberemos hacerlo a través de nuestro teléfono, volviendo a nuestro smartphone un dispositivo imprescindible.

El Rufus Cuff tuvo buena aceptación por parte del público, y es que la compañía obtuvo más de $450.000 en recaudación, lo que es un 180% más de lo que necesitaban inicialmente. Por su parte, Rufus informó que su dispositivo comenzará a distribuirse a principios de 2016 a un precio de $249.

Sinceramente no lo veo nada mal, y de hecho podemos estar ante la próxima tendencia tecnológica que liderará las voluntades de las masas. ¡Quiero uno!

Vía | The Verge