Noticias

Samsung frena las ventas del Galaxy Note 7 por culpa de las baterías


Hace unos pocos días atrás se había informado acerca de unos reportes surgidos en Corea en el que se manifestaban algunos serios inconvenientes con las baterías del Galaxy Note 7, frenando sus ventas en Corea del Sur. Según algunos usuarios, las baterías de sus teléfonos explotaron durante la carga de las mismas, llegándose a publicar fotos de los equipos destrozados. Samsung se puso al tanto de esto y comunicó que se encontraba estudiando lo sucedido. Pues bien, finalmente parece ser que la cosa se complicó, dado que la compañía ha decidido frenar las ventas del Galaxy Note 7 a nivel mundial.

Según Koh Dong-jin, jefe de la división de móviles, nos aseguró que solamente hay 24 equipos en riesgo por cada millón de dispositivos, pero su compañía quiere tomar todas las medidas de precaución para que no haya ningún usuario lesionado (no vaya a ser cosa que le explote el terminal en la mano y el costo resulte mayor).

“Samsung está comprometido en producir los productos de más alta calidad y tomamos cada incidente reportado de nuestros valiosos clientes de manera muy seria. En respuesta a los reportes recientes de los nuevos Galaxy Note 7, hemos llevado a cabo una investigación y hemos encontrado un inconveniente con la batería,” expresaron en un comunicado. “Hasta la fecha (1 de septiembre) ha habido 35 casos que han sido reportados globalmente y actualmente estamos llevando una investigación con nuestros distribuidores para identificar aquellas baterias afectadas en el mercado. De todas formas, debido a que la seguridad de nuestros clientes es una prioridad absoluta en Samsung, hemos frenado las ventas del Galaxy Note 7.”

También nos informan que aquellos que ya tengan el dispositivo podrán devolverlo para recibir un equipo nuevo en las próximas semanas. Por otro lado, los mercados devolverán los equipos afectados, dejando únicamente los Note 7 que no presenten ningún problema.

El nuevo teléfono de Samsung había recibido una muy alta demanda a nivel global, lo que había derivado en que se tuviera que limitar la distribución en regiones como Europa, pero luego de esto, habrá que ver cómo responderá el mercado. Sin dudas esto es algo que otras fabricantes como Apple y Huawei sabrán aprovechar, ya que un gigante como Samsung ha salido del campo del juego.

Vía | GSMArena