Noticias

Samsung invertirá alrededor de $128 millones para mejorar la seguridad de sus baterías


En el día de ayer Samsung ha dado una conferencia de prensa en la que nos explicó los motivos detrás de las fallas presentadas en el Galaxy Note 7. Allí, la compañía coreana ha compartido con el público sus planes para evitar que esos mismos inconvenientes vuelvan a ocurrir con sus próximos smartphones, entre ellos el Galaxy S8.

El presidente de la división de móviles de Samsung, D.J. Koh, ha comunicado que a partir de ahora implementarán un proceso de inspección de ocho etapas para la detección de algún error en el equipo que provoque el infame sobrecalentamiento que tantos dolores de cabeza le ha traído con una pérdida de más de $5 billones (aunque el fabricante pudo recomponerse a fuerza de sus otros productos).

Hoy ha salido una nueva noticia en la que nos indican que Samsung invertirá $128 millones en su subsidiaria SDI, encargada de la producción de las baterías, para mejorar la infraestructura y la seguridad de dichos componentes. Y es que SDI se ha visto obligada a acelerar el proceso de producción de las baterías para ajustarse a las demandas de la compañía luego de que tuvieran que retirar todos los Note 7 del mercado, provocando otro tipo de fallas una vez que llegaron las unidades reemplazadas.

Entre otras noticias, Samsung ha confirmado que no se rendirá con su línea Note, ya que han sido muchísimos las personas que le demostraron su lealtad a su teléfono de alta gama, así que ya nos han adelantado que habrá un Galaxy Note 8 a finales de este año.