Noticias

Samsung podría lanzar el Galaxy S8 este año


Si la información que nos llega desde Corea resulta ser verdad, podríamos ver dos Galaxy S en un mismo año. Luego del drama que está viviendo Samsung con algunos de sus Galaxy Note 7 volando por los aires, la compañía asiática tendría planeado instalar en la industria otro tema que no sea sobre sus fallidas baterías que provocaron la explosión de 70 unidades solamente en los Estados Unidos (hasta el momento). Para eso, Samsung lanzaría su nuevo buque insignia antes de tiempo, el Galaxy S8. Recordemos que el Galaxy S7 arribó a las tiendas en marzo de este año, por lo que ya nos ofrecería una nueva propuesta en materia de teléfonos de alta gama en un lapso de tiempo reducido (a la gran Sony con sus Xperia Z).

La noticia proviene de Kim Sang-Pyo, analista de KB Investment & Securities, quien augura que la compañía de su país podría adelantar la fecha de lanzamiento del Galaxy S8. Esta conjetura se basa en un análisis fundamentado por la potencial amenaza financiera que podría acarrear si el lanzamiento del móvil se diera para el próximo año. “Si el lanzamiento del buque insignia de Samsung se retrasa para el final del primer trimestre del próximo año, la rentabilidad de la división móvil podría empeorar para el año que viene,” indica el analista.

El lanzamiento del Note 7 ha sido una verdadera pesadilla para el gigante coreano, cuando se suponía que debía ser todo lo contrario. De hecho, las reservas por el terminal estaban por los cielos, al punto de que no habría suficientes unidades para todos en Europa durante su lanzamiento. Pero con varios reportes por parte de los consumidores, quienes mencionaban que sus móviles habían explotado una vez que el móvil se cargaba llegando a cierto porcentaje avanzado, Samsung decidió detener la distribución de los equipos y comenzó a retirarlos del mercado para llevar a cabo un análisis más profundo sobre el asunto.

Finalmente se detectó que la falla provenía por un contacto entre el ánodo y el cátodo que conforman las celdas de las baterías, lo cual es un error bastante inusual, según comentó la compañía. Por otro lado, el responsable de este error fue la subsidiaria SDI, empresa que se encargó de proveer el 70% de las baterías de los Note 7. Por lo tanto, el riesgo de tener una unidad afectada por este problema es muy alto, de manera que se ha optado por reemplazar los teléfonos de aquellos que ya lo hayan comprado por uno completamente nuevo, y obviamente, libre de este problema.

Esto le ha costado muy caro a Samsung, perdiendo muchísimo dinero en el proceso. En la bolsa de comercio sus acciones han descendido 11% en tan solo dos jornadas, y el valor de la compañía bajó a los $22 billones. Así, la espera por el próximo móvil de alta gama podría suponerle una pérdida mayor que la dejaría muy malherida frente a compañías como Apple y Huawei, quienes ocupan el segundo y tercer puesto respectivamente como mayores fabricantes.

Por otro lado, los chicos de SamMobile han soltado nuevos datos sobre el S8, cuyos modelos serían el SM-G950 y el SM-G955, nombrados internamente como Dream y Dream2. Cada uno tendría una pantalla de diferente tamaño, similar a lo que vimos con el S7 y el S7 Edge. Pero en esta ocasión ambos modelos contaría con la pantalla curva.

Veremos qué es lo que Samsung tiene planeado hacer para pasar este mal trago.

Vía | AndroidAuthority