Noticias

Samsung presenta el Galaxy S8 y el Galaxy S8 Plus


Finalmente Samsung ha revelado sus nuevos teléfonos en la ciudad de Nueva York, luego de haber sido invadidos por una infinidad de rumores que se extendió por casi un año. Las nuevas propuestas de alta gama del gigante coreano ya son oficiales, y Samsung ha demostrado que ha querido tirar la casa por la ventana, siendo uno de sus lanzamientos más importantes. Y es que el Galaxy S8 y el Galaxy S8 Plus llegan con novedades tanto en su diseño como en algunas de sus prestaciones. Veamos.

El Galaxy S8 y su variante S8 Plus son dos opciones que el fabricante nos ofrece, pero su única diferencia radia en el tamaño de la pantalla. En el modelo “estándar” tenemos una pantalla de 5.8 pulgadas, mientras que en la versión Plus contamos con una de 6.2”. Ambas pantallas ofrecen una resolución QHD+ (1440 x 2960px), y al igual que con el Galaxy Note 7 también dispone del soporte para el HDR10, de manera que se reproducirá una mayor gama de colores.

Una de las novedades más visibles es su nuevo diseño, el cual aprovecha el espacio dejado por la ida del botón físico. Gracias a esto el marco se ha reducido significativamente, hasta el punto de que ni siquiera parece haber espacio para ubicar el nombre de la marca.

En cuanto a los componentes, el S8 y el S8+ son los primeros móviles en emplear el último SoC de Qualcomm, el Snapdragon 835 de 10nm. Pero como Samsung nos tiene habituados, también habrá una versión que utilizará el Exynos 8895, también de 10nm. De todas formas dicha versión estará limitada para Corea y otros países asiáticos.

Su memoria RAM es de 4GB, mientras que su memoria ROM ofrecerá un espacio de almacenamiento de 64GB (en China y Corea se comercializará una versión de 6GB/128GB). Igualmente podemos expandir el espacio con una tarjeta microSD. Su batería varía dependiendo del modelo, siendo de 3000mAh para el S8 y de 3500mAh para el S8 Plus, lo cual es lógico dada las pantallas de cada uno y el consumo que suponen. El teléfono ofrece soporte para la carga inalámbrica, tanto WPC como PMA, además de Quick Charge 2.0.

La cámara principal dispone de una sensor de 12MP Dual Pixel al igual que vimos en el Galaxy S7, pero en esta oportunidad se le ha retocado el software para capturar múltiples exposiciones que mejoran la calidad de la foto, llamado por la compañía como Multiframe Processing. A su vez, la cámara frontal hace uso de un sensor de 8MP y es capaz de reconocer el rostro del usuario.

Si estás interesado en hacerte con este genial aparato, te interesará saber que el Galaxy S8 y el Galaxy S8+ se pondrán a la venta el 21 de abril por el precio de $750/809€ y $850/909€ respectivamente, y podrás elegirlo en los colores “negro medianoche,” “gris orquídea,” “plata ártico,” “azul coral,” y “oro arce.”