Samsung planta de semiconductores Noticias

Samsung reporta un incremento de ingresos a pesar del fiasco del Galaxy Note 7


Con el lanzamiento del Galaxy Note 7 y sus baterías defectuosas, lo que llevó a Samsung a quitar los teléfonos del mercado para reemplazarlos por unidades con otra batería, la compañía coreana ha estado en el foco de atención de todo el mundo por los reportes que salían a la luz de terminales que habían explotado o que se prendían fuego. Lo que debía ser algo para celebrar dentro de las oficinas del fabricante asiático, resultó siendo una verdadera pesadilla.

Sin embargo, el último reporte financiero que Samsung ha compartido sobre el tercer trimestre nos dice otra cosa. El gigante coreano ha obtenido unos ingresos de 7.8 trillones de wones, equivalente a $7 billones, durante el tercer trimestre (entre julio y septiembre). Esto se traduce en un incremento del 6% en comparación con el mismo trimestre del año anterior en donde consiguió 7.4 trillones de wones. De hecho, ha superado las expectativas de los analistas, quienes esperaban 7.5 trillones. Así y todo sus ventas han descendido el 5% respecto al año anterior.

Por otro lado, el problema con las baterías del Galaxy Note 7 pudo haberle ocasionado un gasto no previsto de $1.8 billones, según calculan los analistas. Además, Samsung debería mantenerse alerta con la performance de sus teléfonos, ya que Kin Young Woo, analista de SK Securities, dice que los ingresos de la división de móviles ha caído a los niveles más bajos en los últimos tres trimestres.

Pero Samsung es un gigante en la industria de la tecnología, por lo que no solamente vive de sus teléfonos. La parte de los componentes, como memorias y paneles para dispositivos móviles, ha presentado una excelente performance que le ha permitido sortear un trimestre que podría haber quedado para el olvido. También se estima que las demandas de sus semiconductores y paneles crecerán en los próximos trimestres, lo que le valdrá un incremento en sus ingresos.

Vía | GSMArena