Noticias

Samsung revela los motivos de las fallas del Galaxy Note 7


Finalmente el fabricante coreano ha dado la conferencia de prensa que nos había anunciado para aclarar el tema sobre los problemas presentados en el Galaxy Note 7, de los cuales algunos llegaron a sobrecalentarse tanto que terminaron dejándolos irreconocibles. Samsung nos detalla que fueron dos las razones por las que ocurrieron estos inconvenientes, y que están indudablemente relacionadas con las baterías.

Vale recordar que la compañía había retirado las unidades del mercado para reemplazarles sus defectuosas baterías, pero los problemas continuaron persistiendo una vez que los equipos volvieron a las tiendas. Samsung nos informa que a pesar de estar relacionado con la batería, sus motivos fueron diferentes entre las unidades originales y las reemplazadas.

En el caso de los Note 7 originales, el problema se originó debido a un mal diseño en la parte interna del equipo, específicamente en la esquina superior derecha de la batería, lo cual provocó que los electrodos se doblaran y sorteara la separación entre el positivo y el negativo, causando un cortocircuito. Esto se condice con el análisis que habían hecho los chicos de Instrumental, quienes nos habían adelantado que el error se manifestó por su diseño.

Por el lado de los Note 7 que fueron reemplazados, la firma asiática quiso dejar en claro que la falla no se había generado por el diseño, sino por un problema en la fabricación de las baterías por parte de SDI, responsable de suministrarle de dichos componentes, quien se vio obligado a apresurar la producción debido a la alta demanda, ocasionando el mal funcionamiento de las baterías.

D.J. Koh, máximo responsable de la división de móviles de Samsung, declaró que lo sucedido con el teléfono “fue una dolorosa crisis” para él, y que ha sido lo peor que ha tenido que atravesar en sus 33 años en la compañía.

Por otro lado, nos han detallado que para el proceso de investigación se han empleado a 700 miembros, 200.000 terminales, y 30.000 baterías, y que los resultados han sido validados por tres compañías, UL, Exponent, y TUV Rheinland. Pero para que esto no vuelva a suceder, Samsung ha tomado medidas para prevenir este incidente que le ha ocasionado una pérdida de $5.3 billones, centrándose en un proceso de inspección de ocho etapas. Aquí puedes ver una infografía (vía Cnet) que explica de qué va este procedimiento de seguridad.

Samsung-proceso-inspeccion

Por último cabe señalar que el tan esperado Galaxy S8 será el primero en contar con este estricto proceso de inspección, lo que seguramente aliviará a todos los fans que lo están esperando.

 

Vía | GSMArena