Sonic Sega Wii U 3DS Videojuegos

Sonic ¿Es tiempo de decir adiós?


Sonic es uno de los personajes más entrañables en la industria de los videojuegos luego de su primera aparición en 1991 para la Sega Mega Drive (Genesis). La intención de Sega en ese entonces era crear una mascota para la compañía que compitiera con el plomero italiano de Nintendo, el simpático Mario. Así que optaron por un erizo azul de 15 años que corre a la velocidad del sonido y con una personalidad “despierta” y cool que supo captar la simpatía de todos los chicos y adolecentes del momento.

El primer Sonic the Hedgehog alcanzó los 15 millones de copias vendidas en todo el mundo, alzándolo como el juego más vendido de la franquicia y de la consola. Los títulos posteriores también disfrutaron de un éxito enorme y Sonic gozaba de una popularidad que supo competirle dignamente a Mario. Pero a medida que iba pasando el tiempo el erizo azul comenzó a bajar sus ventas y con la llegada de la PlayStation, la compañía vio como su mascota principal estaba pereciendo lenta y agónicamente.

Es que Sega nunca supo cómo atraer a un nuevo público más que a sus incondicionales fans que se niegan a olvidarlo. Uno de los problemas centrales con esta falta de adaptación a estos tiempos modernos con millones de polígonos renderizados en tiempo real, es que los juegos de Sonic como los conocemos no pueden funcionar mucho más que para una época en donde los juego eran básicamente lineales (a diferencia de los RPG japoneses). O sea, era divertido en ese entonces correr por los escenarios en velocidades “súper sónicas”, pero con las nuevas oportunidad tecnológicas, el hecho de correr se estaba volviendo algo monótono.

Mario se adaptó perfectamente al 3D con títulos en donde podemos manejarnos en un mundo más abierto y realizar nuevas acciones, renovándose con nuevas temáticas en cada título, mientras que con Sonic se intentó lo mismo pero las mecánicas del juego no eran las mejores. De hecho, algo parecido le sucedió a otra de las franquicias más exitosas como Rockman (o Mega Man), aunque este supo reinventarse momentáneamente con el espectacular Megaman Legends. A pesar de las excelentes notas que recibió Mega Man Legends 2 y donde se creía que presenciaríamos el comienzo de una nueva era del chico azul, Capcom inexplicablemente abandonó la idea de su continuidad. Pero ese es otro tema.

Se lanzaron muchos spin-off de Sonic que no hicieron más que hundir el buen nombre que supo tener, hasta llegar a este punto lamentable en la actualiadad. Para que veas que no exagero, Sega ha salido a informar que tanto Sonic Boom: Rise of Lyric y Sonic Boom: Shattered Crystal para Wii U y 3DS respectivamente, llegaron a vender 490.000 copias entre los dos. Si, leíste bien. Entre los dos juegos no pudieron ni llegar a las 500 mil copias. Es la peor venta en la historia de los juegos de Sonic. Por otro lado Metacritic le dio al Rise of Lyric un puntaje de 32/100.

Con estas cifras lo primero que se me viene a la cabeza es la muy necesaria discontinuidad de la franquicia. Pero me niego a vivir una existencia en donde Sonic deje de existir más que como un hermoso recuerdo de la infancia y adolescencia, en donde nos reuníamos en casa de un amigo para jugarlo, o nos la pasábamos hablando en el colegio de cómo conseguir a Súper Sonic. La única forma de poder llegar a salvar a Sonic sería que una alma bondadosa reúna una buena cantidad de ideas y le dé un reinicio a la franquicia con otras mecánicas de juego que alienten a los jugadores a probarlo. Aunque probablemente eso nunca suceda, provocando el inevitable final de las aventuras de Sonic.

No importa lo que suceda. Sonic forma parte de los grandes de los videojuegos y nunca se lo olvidará. Nunca.

¿Crees que Sonic debe continuar sin importar la mediocridad de sus nuevos juegos? ¿O quizás ya es hora de librarlo de su “agonía”? Comparte tu opinión con nosotros.