Videojuegos

Switch vende más de 330.000 unidades en Japón en su primer fin de semana


Ya hemos conocido algunos datos acerca de la recepción que la Nintendo Switch ha tenido en mercados como el americano y británico, pero hasta el momento no teníamos información sobre su país natal, Japón. Afortunadamente tenemos a la reconocida revista japonesa de videojuegos Famitsu (vía Gematsu), quien nos ha compartido la cantidad de consolas vendidas de la nueva consola “2 en 1.”

Según Famitsu, Switch ha vendido 330.637 unidades en Japón durante su primer fin de semana, el cual abarcó entre los días 3 y 5 de marzo. Sin dudas son muy bueno números, y más cuando los comparamos con los 322.000 que obtuvo la PlayStation 4 en su momento, pero se ubican por debajo de la Wii, quien logró vender 371.000 unidades. Por otro lado, si tomamos en cuenta que Switch también hace de consola portátil, vemos que ha sido superada por la 3DS con 374.000 unidades y por la bestial DS con sus imponentes 468.000 unidades.

De todas formas, hay que tomar en consideración que la recientemente lanzada plataforma de Nintendo se ha comercializado en un período que no es habitual para esta clase de dispositivos. No caben dudas que si se hubiera lanzado durante las fiestas de fin de año, estos números serían superiores.

En cuanto a The Legend of Zelda: Breath of the Wild, la nueva aventura de Link registró unas ventas de 193.060 copias, sin incluir su versión digital. Para tener una mejor perspectiva de esta cifra podemos compararlo con las 170.000 copias de New Super Mario Bros durante el lanzamiento de la Wii U en diciembre de 2012.

Veremos cómo evolucionan las ventas de este interesante sistema que viene a ofrecernos una innovadora forma de disfrutar de los videojuegos.

Entre otras noticias, se ha descubierto un mensaje oculto en el mando Pro, específicamente en la palanca derecha, en donde la compañía ha expresado su agradecimiento a todos los fans. También vale recordar que han publicado un comunicado en donde nos detallan los dispositivos inalámbricos que debemos mantener a 1 metro (o más) de la nueva consola, ya que pueden interferir con el mando Joy-Con.