Videojuegos

Uncharted 4: A Thief’s End reseña


A lo largo de los años y las consecuentes décadas, los videojuegos han demostrado ser un medio de entretenimiento que dista mucho de estar necesariamente ligado a los más chicos. Gracias a las nuevas tecnologías la industria ha evolucionado de tal forma que la trama y los mecanismos empleados al contar una historia han adquirido un tinte significativamente más maduro, y lo que antes estaba destinado pura y exclusivamente a los jóvenes, ahora resulta en un fenómeno social que abarca varias generaciones. La trascendencia que los videojuegos han adquirido en la sociedad se explica y entiende con títulos como Uncharted 4: A Thief’s End, la última obra maestra de los chicos de Naughty Dog, compañía bastante avezada en esto de lanzar productos galardonados por la crítica especializada y el público.

Uncharted 4 llega para poner punto final a las aventuras de Nathan Drake (personajes carismáticos si los hay), no sin antes posicionar la vara de la excelencia técnica aún más alto de lo que lo han dejado otros juegos en su momento como Metal Gear Solid 4, The Last of Us, Grand Theft Auto V, y The Witcher 3. Estamos ante el producto audiovisual más impactante para consolas (dicho por profesionales de la programación), y posiblemente en lo que respecta a la industria en general (sí, PC incluido). Así y todo, debo decir que no me sorprende en absoluto, ya que este estudio se ha acostumbrado a llevar a los videojuegos un paso más allá de lo que puede brindar en materia de entretenimiento, con joyas gráficas como Uncharted 2: Among Thieves, Uncharted 3: Drake’s Deception, y The Last of Us.

Uncharted-4_e

Los paisajes son de los más majestuosos que verás en un juego

Pero Naughty Dog no solo ofrece algunos de los mundos renderizados más bellos que se puedan disfrutar desde la comodidad de nuestro sillón; su bien constituido gameplay de acción y plataformas, los personajes carismáticos, la trama jocosa y aventurera, y el toque bien cinematográfico que caracteriza a todas las iteraciones de Drake y compañía, son elementos que confluyen en perfecta armonía dando como resultado un producto de alta estima por su pares. Esta impoluta trayectoria de una de las franquicias insignia de Sony ha sido gracias -en parte- al gran talento de Amy Henning como directora de las tres primeras entregas de Uncharted. Pero luego de su partida de la compañía, Neil Druckmann y Bruce Straley, directores de The Last of Us, han tomado la batuta de Uncharted 4, y vaya si no la han sabido llevar.

Sin dudas que The Last of Us ha sido una fuente de inspiración, aportando cosas que enriquecen el sistema de juego de este título (que a su vez ha tomado muchos elementos de Uncharted), y esto se puede observar en sus amplios escenarios en donde nos podremos mover mucho más libremente que de costumbre. También se puede ver con los peligros que acechan “a la vuelta de la esquina,” en donde Nate y Sullivan interactúan como el dúo dinámico que son. Y es este tipo de cosas que hace que Uncharted 4 se sienta vivo y no un frio y calculado trozo de código. Las conversaciones son dinámicas y se generan dependiendo de nuestras acciones.

Por ejemplo, si nos acercamos a una estructura abandonada, uno de los personajes que nos acompañe lo indicará, o si vamos muy rápido con el jeep y agarramos un pozo los personajes gemirán por el doloroso impacto con un natural “ugh!” o “mi columna…” Hay una parte, en uno de los niveles, que si nos dirigimos hacia una catarata para adentrarnos a su cueva y verificar lo que hay dentro, cuando salgamos de ella Sam dirá “es la primera vez en años que me he dado dos baños en un día.” Sublime. Esta sensación de que los personajes están realmente vivos es algo que ha estado presente en todas las anteriores entregas, pero aquí se lleva a otro nivel. Además, las conversaciones entre Sullivan y Sam pueden llegar a ser de lo más hilarantes, sin contar las invaluables cotas de Nate, “¿sabes lo que nunca pierde señal? El papel.”

No hay que olvidarse de los actores que les dan voz a los personajes, con la excelsa performance de Nolan North como Nathan Drake, Troy Baker como Sam Drake, y Richard McGonagle como Victor Sullivan, entre otros. Las expresiones y comentarios que escucharemos a lo largo del juego, todos muy frescos y naturales, son uno de los elementos que hacen de esta experiencia algo tan especial, que como vuelvo a repetir, se aleja de lo estructurado y programado para acercarse más a algo que late y respira.

 Uncharted-4_a

A pesar del inagotable humor del que la serie no se puede desprender, esta cuarta entrega resulta en la más madura de todas, abarcando varios aspectos de la vida y psicología de Nathan. El juego nos presenta a nuestro simpático personaje aventurero “encadenado” a una pacífica vida marital, pero deberá anteponer el llamado de su necesitado hermano Sam, de quien se creía muerto desde hace 15 años, a su apacible nueva cotidianeidad. Los recuerdos de la infancia se hacen presentes y nos interiorizamos en la mente del protagonista como nunca antes, conociendo un lado más vulnerable y mundano de quien nos ha hecho reír más de 100 veces en estos casi 10 años.

Pasando radicalmente a otro aspecto del título como los combates, Uncharted 4 mantiene la sobriedad de sus mecánicas, por lo que los tiroteos y los porrazos se darán de manera sólida y sin contratiempos. Pero si lo tuyo es más el estilo sigiloso de Solid Snake (cualquier excusa es válida para traerlo a colación), te gustará saber que este Uncharted trae consigo un sistema de juego con opciones para abordar las misiones a lo ninja. Y es que hay algunas zonas muy amplias por las que podremos infiltrarnos desde varios puntos, haciendo uso de la hierba para ocultarnos de los enemigos y atacarlos por sorpresa, o escalar por una estructura y derribarlos desde una posición más ventajosa. Obviamente que también puedes lanzarte de pleno a los cuetazos limpios. Tú decides.

Pero además hay que sumarle un par de implementaciones que impactan positivamente en la experiencia de juego. En primer lugar tenemos un gancho que nos acompañará en todo momento, el cual nos sirve para balancearnos y transportarnos a zonas inalcanzables, como también para hacernos con demás objetos que se encuentren en el escenario (como cajas que utilizaremos para subirnos y acceder a una planta superior). El gancho también se lo puede emplear en medio de los combates, balanceándonos en dirección al enemigo y saltando arriba de ellos y noquearlos en una secuencia espectacular. Luego tenemos la posibilidad de marcar a los enemigos, cual Metal Gear Solid V, para así tener conocimiento de la posición de cada uno de ellos.

Continuando con el gameplay, las situaciones frenéticas y de mucha tensión se encuentran a la orden del día, y esto es algo que los de Naughty Dog son maestros inigualables. ¿Te acuerdas cuando en U2 tuvimos que luchar con los soldados en un edificio a punto de colapsar y con un helicóptero esperándonos del otro lado para acabar con nosotros? ¿Y cuando en U3 salimos despedidos del avión en medio del Sahara? Pues bien, aquí agotaremos nuestra capacidad de producir neurotransmisores como la adrenalina, al igual que la endorfina ¡jajaja! A Thief’s End es un juego muy cinematográfico, como todos los de la serie, pero a diferencia de otros juegos a los cuales nos referimos peyorativamente de esta manera, aquí lo decimos en un sentido completamente enaltecedor. Poder vivir las secuencias de acción que vemos en el cine pero de manera interactiva en este juegazo es una experiencia tremendamente gratificante, de esas que no te la podrás olvidar (en lo que a videojuegos se refiere, claro).

Uncharted-4_d

¿Ir colgado de una soga a 100 Km/h? Lo de todos los días

Ya hemos dado a entender que el apartado técnico es verdaderamente alucinante, pero permíteme ahondar un poco sobre esto. En The Last of Us se han utilizado alrededor de 100 puntos de movimientos para capturar los movimientos faciales de los personajes, los cuales eran tremendamente expresivos, mientras que en Uncharted 4 se han empleado entre 300 y 500 puntos. Todo esto es gracias a la capacidad de la PlayStation 4, la cual también le ha permitido al equipo desarrollador brindarnos unas texturas con gran densidad de pixeles, efectos de luz y sombra que quitan el hipo, un modelado excepcional, y una serie de detalles que harán que te quedes apreciando los fantásticos escenarios por varios minutos. Lo más siniestro es que sus responsables han declarado que no han exprimido todo el potencial de la PS4, lo cual es de creerles teniendo en cuenta que nunca se logra obtener el tope del rendimiento de una consola con el primer título lanzado (recordemos que U4 es el debut de ND en la última consola de Sony).

Naughty Dog ha vuelto a reafirmarse como uno de los estudios más prestigiosos y talentosos de la industria, lanzándonos joya tras joya que no hacen más que engrosar su enorme trayectoria. Además, sabiendo que se trata de la despedida de un personaje que ha sabido ganarse nuestro cariño y formar parte del “Salón de la Fama” de los videjuegos, era imposible que el equipo desarrollador no saliera a dejar su huella con la última aventura del gran Nathan Drake. Es gracioso que el personaje siempre anduviera detrás de un gran tesoro sin saber que él mismo formaba parte de uno.

Evaluación

Comentario final

Una vez más la consola de Sony puede jactarse de tener una de las mejores exclusivas con este inolvidable Uncharted 4: A Thief's End, el cual pone punto final a la larga trayectoria a uno de los personajes más carismáticos. Sin dudas estamos ante un título "vende consolas" que deberá formar parte de tu juegoteca, aunque no te gusten los videojuegos.

Puntuación total 95%
Puntuación de lectores
0 votos
0